Con bombos y sin platillos.

FESTIVAL 07 de enero de 2017
Las calles próximas al anfiteatro y el campo de la jineteada fueron invadidos por los bombos legüeros que se reunieron para hacer sentir a Santiago del Estero en el Festival.
Bombos 2

Jesús María. Cientos de “bombistos” desfilaron por las calles de la ciudad para hacer sentir fuerte la presencia de Santiago del Estero.

Como en la llamada del Carnaval uruguayo, la reunión fue en la plaza Pío León –la iluminación fue insuficiente- donde, sobre la calle 9 de Julio, habían montado un pequeño escenario donde subían los cantores y el resto marcaba el ritmo con sus bombos.

Cástulo Peña, Delfín Díaz y Córdoba, en medio de la zona de paseo más concurrida de los aledaños del anfiteatro, la caravana de casi dos cuadras fue haciendo sonar sus bombos legüeros hasta ingresar al anfiteatro.

Cuando ganaron el campo, el Indio Froilán mostró en el escenario cómo se hace ese bombo que parece un enorme corazón que late invitando a las palmas y el zapateo.

Fue un lindo momento. Ojalá se incorpore y enriquezca la propuesta para los años venideros.

07-01-2017 

Boletín de noticias