La Policía espera receptar más denuncias para dar con el abusador caroyense.

Seguridad 11 de febrero de 2021
Repitiendo la modalidad de hace 15 años, volvió a ingresar a viviendas con el fin de acosar a mujeres mientras duermen. Por ahora hay un solo caso declarado. Hubo reuniones de vecinos con el Comisario de Colonia Caroya.

Colonia Caroya. Entre 2004 y 2006, varias mujeres sufrieron el accionar de quien, en ese momento, se bautizó como “el mirón”, un calificativo demasiado suave para un abusador sexual. 

Esta semana, esos recuerdos volvieron a la memoria de muchos caroyenses cuando se informó sobre un caso similar.

Un hombre, aparentemente mayor de edad, entró a una vivienda de Av. San Martín al 4500 durante la madrugada y fue descubierto cuando estaba en la habitación en la que descansaban una mujer y su hija de 15 años.

Eran las 5 de la madrugada. 

Como un sigiloso ladrón, encontró la forma de abrir un portón y entrar a la casa, pero no para robar.

Cuando la dueña de casa abrió los ojos, vio al intruso en el dormitorio, con la linterna del celular encendida, alumbrando las partes íntimas de las mujeres.

Los gritos desesperados lo ahuyentaron. El hombre salió corriendo y desapareció.

Desde entonces, nadie durmió tranquilo en esa casa.

Al amanecer, la víctima salió para denunciarlo en la Comisaría de Colonia Caroya, ubicada a cuatro cuadras pero, según dijo, no se la tomaron porque no tenía datos del acosador.

Luego, le facilitaron el teléfono de WhatsApp de la dependencia policial para que exponga su caso a través de un mensaje de texto que ella escribió obligada y sin demasiados detalles, producto de la frialdad que genera acusar un abuso a distancia y de manera “informal”.

 

¿Un caso aislado?

Después de la repercusión mediática por la aparición del acosador nocturno, varias mujeres se agruparon para seguir el tema, mientras que la Municipalidad puso a disposición los recursos de la Oficina de Género.

Fue así que, acompañada por un abogado que trabaja en el ámbito estatal, la mujer se presentó nuevamente en la Comisaría varios días después del hecho y declaró formalmente lo que pasó en esa madrugada de terror.

La Policía quiere saber si fue un caso aislado o hubo situaciones similares en otros domicilios para sumar más elementos contra la persona que varias mujeres señalaron como supuesto abusador.

Aparentemente, no hay más denuncias sobre violación de domicilio, pero varias familias denunciaron en grupos de WhatsApp la presencia de una persona que fue vista en las ventanas de las viviendas mirando hacia el interior.

Sin embargo, estos episodios tienen una conexión inevitable con una seguidilla de casos similares que ocurrieron en Colonia Caroya hace más de 15 años.

En aquel momento, un joven logró ingresar en las noches de verano a las habitaciones de jovencitas de 16 a 17 años de edad. Lo particular de los hechos fue que las víctimas eran compañeras del colegio e iban al mismo curso.

En diferentes noches y domicilios, vulneraba la intimidad familiar y siempre era descubierto cuando estaba a punto de cometer algo más grave.

“Yo tenía 17 años, dormía con mi hermana en la pieza y esa noche siento algo en la rodilla; cuando paso mi mano, siento que tenía la mano de alguien encima mío; el tipo estaba metido debajo de la sábana y cuando grité, saltó por la ventana y huyó; vivimos con un trauma que aún no pudimos superar, tratamiento psicológico y el miedo ante cualquier roce con otra persona que nos hacía acordar lo que vivimos esa noche”, contó una de las víctimas de entonces.  

Aseguran que en una casa logró ingresar antes que la familia se vaya a dormir, se ocultó en un altillo y, a la madrugada, se masturbó frente a la joven, en la oscuridad.

Otras personas lo vieron robándose prendas íntimas colgadas en los tendederos de los patios.

Todos sabían quién era, pero no había denuncias. El tratamiento policial y judicial por violencia de género o abusos era muy diferente y en Colonia Caroya se hablaba del “mirón” como un caso risueño. 

 

Organizadas contra la violencia. 

Por este depravado y por el femicidio de Melisa Moyano, los grupos “Vivas nos queremos” y “La Colectiva” convocan a una concentración este sábado a las 10:30 frente a la Municipalidad de Jesús María.

11-02-2021

Te puede interesar