El adiós a Lucas Torres.

Sociedad 01 de diciembre de 2020
Estaba internado en un centro asistencial de la ciudad de Córdoba, por las complicaciones que le produjo el Coronavirus. Fue intendente entre 1991 y 1999.
Lucas Torres

Jesús María. El Dr. Lucas Torres falleció en el Hospital Francés de la ciudad de Córdoba, este martes al anochecer.

Había sido derivado desde el Sanatorio Caroya para recibir mejor tratamiento por las complicaciones que le produjo el Coronavirus.

Lucas Eduardo Torres era hijo de un trabajador ferroviario “boina blanca” hasta el caracú, que desde Cañada de Luque llegó a Jesús María con la numerosa familia que formó con Doña Margarita Roggero, 

Llevaba el nombre de su padre, los genes nacionales y populares de ese irigoyenista de ley y la fe que le inculcó su madre, incansable colaboradora de la Parroquia de Jesús María.

Fue a la escuela Gral. Francisco A. Ortiz de Ocampo, hizo el “bachillerato humanista” en el Seminario Menor, donde el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo hacía pie fuerte en duras épocas políticas.

Después estudió en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC y partió a ejercer su profesión, que lo llevó a Obispo Trejo, desde donde arribó al Hospital Regional Vicente Agüero, ya con su familia y sus ideales a flor de piel después del regreso de la Democracia.

En 1987 acompañó a Olden Riberi en las Elecciones Municipales y ya en esa campaña aparecía como un nuevo líder, carismático y humanitario.

En 1991 ganó las primeras elecciones internas abiertas del PJ cordobés en la renovación Justicialista y luego fue elegido Intendente municipal para sorpresa de muchos, ya que su antecesor, Héctor Mario Picat, había sido uno de los gobernantes más queridos hasta entonces. 

Su gobierno tuvo un comienzo muy difícil y terminó siendo exitoso. Tanto que le permitió ser reelecto. Nunca el Peronismo de Jesús María tuvo la fortaleza de entonces. 

Lamentablemente, las diferencias internas terminaron ese proceso en las Elecciones de 1999, cuando Torres impulsó la candidatura de Carlos Hugo Farías y, luego de un recuento especial de votos, la UCR se impuso por 70 votos.

Así, Lucas Torres fue el único Intendente del PJ en 37 años de gobiernos democráticos.

Durante sus dos gobiernos, la ciudad tuvo la mayor cantidad de obras públicas que se recuerda: más del doble de asfalto que el realizado hasta entonces en la ciudad, las redes de cloacas y gas natural de casi toda la ciudad, las primeras intervenciones en el río Jesús María, el inicio de la avenida costanera, un sistema de salud municipal muy sustentable, agendas culturales que marcaron un antes y un después.

Años más tarde se presentó como concejal por fuera del PJ y accedió a la banca, a la que renunció pocos meses más tarde.

Los últimos años lo encontraron participando como “Viejo Vizcacha”, alejado de las internas de las que fue protagonista hasta 2014.

Autor de dos hermosos libros de poesía, admirador de Rafael Hernández, cantor de milongas sureñas, buen compañero de vinos, hincha a muerte de Belgrano, fue el más grande líder que tuvo el Peronismo de esta parte del  Departamento Colón.

Ya puede descansar en paz: de los comentarios malintencionados, de las calumnias, de las incomprensiones, de las decepciones.

Ya puede descansar en paz porque vivió a pleno y, lo más importante, supo ser un servidor y trabajar por la alegría de su pueblo.     

Te puede interesar