Al trotecito, Andares gana espacio en la zona

En este espacio, ubicado en Sinsacate, hacen equinoterapia y funciona una escuela de equitación campera. Buscan padrinos para que más personas puedan acceder a esta terapia que, por ahora, no cubren las obras sociales. ¿De qué se trata?

Sociedad 02 de julio de 2024
Andares

Sinsacate. En el predio donde durante décadas funcionó La Ganadera de Jesús María, hoy está NAG, grupo que ofrece una multiplicidad de actividades y espacios empresariales y una de neto corte social, abierta a la comunidad de toda la región: Andares.

Pilar Martínez es una de las profesionales que coordina ese trabajo. Ella cuenta: “Andares es una escuela donde desarrollamos dos actividades principales: una es equinoterapia y la otra es equitación criolla o equitación campera”.

Nos detenemos en la primera de ellas que, a juzgar por la propia palabra, es una terapia con equinos. ¿Cómo es esto?

Pilar nos explica: “Privilegiamos el vínculo que se crea entre el caballo y el alumno y se da en un espacio perfectamente organizado, con profesionales de la salud y del área de la educación. Esto se transforma así en una terapia”.

Los “alumnos” tienen dificultades motrices, cognitivas, de sociabilidad, entre otras. ¿Qué les genera este trabajo con caballos”  

“Su patrón locomotor ayuda mucho a la parte física de los alumnos; además les transmite seguridad, confianza; es un animal que tiene una temperatura corporal mayor a la nuestra, así que ese calor ayuda a relajar los músculos; todo esto en movimiento y en un encuadre terapéutico”, detalla la profesional.

Pese a que otorga estos beneficios comprobados, las obras sociales no cubren esta terapia.

Andares 2

Valeria Porte es otra de las responsables de Andares y cuenta cómo hacen para brindar este servicio: “Todas las actividades que realizamos en Andares están dirigidas a solventar  las cuotas, que son difíciles de pagar para la mayoría de las familias o muchas de ellas. Una de esas actividades es el pensionado. La equitación campera también nos ayuda, de alguna manera, a equilibrar los costos de la equinoterapia. Y también estamos desarrollando, desde hace dos años, un sistema de padrinazgo al que le llamamos Padrinazgo Andariego, donde empresas o personas físicas se hacen cargo de la terapia de algunos de nuestros alumnos”. 

Como la atención es muy personalizada y requiere, como mínimo, de un caballo y dos personas que trabajen con el alumno, los cupos son limitados. No obstante, todavía hay espacio a la mañana y algunos turnos a la tarde. 

Quienes quieran sumarse al sistema de padrinazgo puede comunicarse a través del Instagram de Andares, donde están los números telefónicos para contactarse. Además, pueden hacerlo a través del mail [email protected]

Valeria también está muy entusiasmada con una actividad de Andares que arrancó este año: “El objetivo es brindarles una nueva salida laboral y un entorno social a nuestros adolescentes. A veces, cuando terminan el Secundario, les es un poco difícil incorporarse a actividades laborales, sociales, de entretenimiento, de disfrute, de contacto con pares. Cuando visualizamos esa problemática, decidimos hacer un taller de compostaje aprovechando el guano del caballo. La idea es producir fertilizantes y ofrecerlos a la venta para que los chicos tengan su ingreso”.

 

La equitación campera.

La otra actividad que desarrollan en Andares nació en conjunto con la equinoterapia. Es la equitación campera. “La damos  partir de los tres años de edad, es lo que llamamos equitación inicial –se explaya Pilar Martínez-. También se da de una manera muy personalizada porque son pequeños los niños que vienen y hay un profesor por alumno. Este cupo está casi cubierto. A partir de los cinco o seis años, también pueden asistir a equitación campera, pero ya de manera grupal”.

Andares les proporciona un caballo a cada uno, el casco, todos los elementos necesarios para montar. Aprenden, básicamente, a relacionarse con el caballo, a prepararlo y la monta propiamente dicha. “No hacemos salto, hipismo, sino que todo más orientado al trabajo que se hace en el campo”, define Pilar.

Uno de los orgullos de este grupo es la escuadra femenina Herencia Criolla, que ya se ha presentado en el Festival Nacional de Doma y Folklore y para fines de este mes fue invitada a la pista de la exposición de la Sociedad Rural Argentina, en su predio de Palermo, en CABA. 

Andares gana espacio en la consideración de las familias y los profesionales de la salud de la zona, tanto por la equinoterapia como por las propuestas ecuestres que desarrolla. 

02-07-2024

Te puede interesar
Marcelo Kurán

Falleció Jorge Marcelo Kurán

Sociedad 10 de julio de 2024

Fue el presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos con más años en el cargo. También tuvo militancia política en el Justicialismo cordobés.

Lo más visto