Este lunes aumentan los combustibles líquidos

La actualización de los valores será menor a la prevista a raíz de la decisión del Gobierno de postergar el impacto en los impuestos a los combustibles.

Economía 30 de junio de 2024
Surtidores
Surtidores

CABA. Los precios de las naftas y el gasoil aumentarán entre un 3 y un 4 por ciento desde este lunes, tras la decisión del Gobierno de atenuar la suba en el impuesto a los combustibles para no trasladar una mayor presión a la inflación.

La actualización en los valores que reflejarán los surtidores responde al incremento parcial en el impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) de apenas el 1 por ciento, junto a la devaluación mensual del 2 por ciento del dólar y al último ajuste en el precio de los biocombustibles autorizado por la Secretaría de Energía.

Las naftas y el gasoil tendrán una variación en sus precios de entre el 3 y 4 por ciento.

A finales de la semana pasada, el Gobierno decidió posponer una actualización mayor de los tributos que pesan sobre los combustibles para evitar un impacto superior en la inflación, al igual que se dispuso para las tarifas energéticas.

De esta manera, la medida gubernamental evitó que se aplique un ajuste del 115 por ciento en la carga impositiva sobre la nafta y el gasoil, lo que hubiera derivado en una suba del 18 por ciento en los surtidores, de acuerdo a las estimaciones privadas.

Esta no es la primera postergación dispuesta por el Ejecutivo, ya que en con el mismo argumento había suspendido el ajuste de mayo, que finalmente se terminó aplicando parcialmente en junio. Así el cronograma de actualización de impuestos fijado a principios de año, registra subas en febrero, marzo, abril y junio, para ponerse al día con los aumentos postergados desde el primer trimestre de 2021.

 

Menos ventas.

La consultora Politikon Chaco reveló, en base a datos de Energía, que “durante el mes de mayo de 2024 se ratifica el escenario de baja en las ventas de combustible al público en todo el país”, indicando que “se comercializaron unos 1.406.758 metros cúbicos de combustible al público, entre naftas y gasoil”.

En este sentido, precisó que “en la comparación contra mayo de 2023, las ventas de combustible mostraron un retroceso del 8 por ciento, siendo el sexto mes consecutivo con descensos; sin embargo, respecto al mes previo (abril 2024) las ventas mostraron cierto repunte (+8,5 por ciento)”.

En referencia a sus desempeños, “las naftas exhibieron una baja del 7,7 por ciento interanual con marcada disparidad según el segmento: las ventas de nafta súper caen 3,0 por ciento interanual, pero las de naftas Premium lo hacen en -21,0 por ciento”, precisó el informe.

Respecto al gasoil, el resultado global fue de caída del 8,2 por ciento interanual: dentro de este, el común cayó 9,1 por ciento y el Premium lo hizo en -6,2 por ciento.

En la división provincial, de las 24 jurisdicciones solamente CABA con un alza de 2,7 por ciento exhibió un saldo positivo (apoyado en la nafta que creció 6,5 por ciento vs. -7,6 por ciento del gasoil).

En las 23 jurisdicciones restantes, las ventas de combustibles se contrajeron: las caídas más leves se observaron en Santa Fe y provincia de Buenos Aires (- 3,6 y -3,7 por ciento, respectivamente).

En ambos casos, la baja estuvo impulsada principalmente por las naftas. Además de estas dos, otras ocho provincias muestran bajas de un dígito; por el contrario en trece provincias las bajas fueron más pronunciadas y, en ese marco, los más fuertes volvieron a verse en Formosa (31,2 por ciento) y Misiones (31,6 por ciento), únicas en mostrar caídas superiores al 30 por ciento.

Las otras dos provincias con mayor caída interanual fueron Corrientes (27,6 por ciento) y Entre Ríos (19,8 por ciento), por lo cual se verifica la fuerte influencia de cuestión fronteriza en este indicador de análisis.

30-06-2024

Te puede interesar
Lo más visto