diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

Vilma Lauret, la madre de las danzas.

Hace 60 años creó la primera academia de folklore que bailó en el Festival de Jesús María.  Y en 1981 fundó el Conjunto Caroyense de Danzas Italianas Alegrîe.

Ocio 10 de abril de 2022

Colonia Caroya. Aunque fue docente de profesión, Vilma Margarita Lauret de Roggio dedicó gran parte de su vida a las danzas y su legado perdura.

Hija de Margarita D'Andrea y Santiago Lauret, nació el 3 de abril de 1934. Cumplió 88 años. 

Después de asistir al Colegio Ntra. Sra. del Huerto, de Jesús María, completó sus estudios en la ciudad de Córdoba y, con apenas 18 años, recibió el título de Maestra Normal Nacional. 

En 1953 la nombraron maestra titular de la escuela de Los Chañares, que funcionaba en una habitación en la casa de la familia Cadamuro.

Pero al poco tiempo, durante el gobierno de Juan Domingo Perón, fue designada con otras cuatro maestras de la provincia para realizar un Curso de Hogar Agrícola en Bolivar, provincia de Buenos Aires, y se convirtió en la primera profesora agrícola de la Colonia -de Jesús María fue María Aisa-. 

Al regresar, le designaron las escuelas de Tronco Pozo y Los Chañares, donde empezó a enseñar cocina, huerta, trabajo manual y tela. 

Su etapa como educadora siguió en Córdoba, Villa del Dique y un nuevo regreso a Colonia Caroya.

Al mismo tiempo que empezó a formar su familia con Luciano Roggio, aprendió a bailar folklore en una academia de la ciudad de Córdoba y se recibió de profesora en 1963, año en que decidió abrir la primera academia de la zona.

Con la ayuda de un tocadisco, el Bochas Sport Club alojó a 30 ni- ños y jóvenes que empezaron a aprender las danzas tradicionales de nuestro país.

En 1965 se presentaron en la primera edición del Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María, en un escenario armado con un chatón.

La academia de folklore continuó con Silvia Scalise, Sonia D’ olivo, Susana Juncos y Amelia Cherry, quien sostiene un grupo que es legado de aquella academia creada hace 59 años.

 

De la zamba a la tarantela.

Su pasión por la danza la llevó a recorrer toda la provincia y otros lugares de la Argentina.

Sus raíces italianas, sumadas al conocimiento en el rubro y a su constante vocación de innovar, la llevaron a crear otro grupo.

En La Falda vio un conjunto de danzas italianas y se entusiasmó con la idea de que Colonia Caroya tuviera el suyo.

A principios de 1981, comentó la idea en el Centro Friulano y en la Sagra de ese año se dio el primer paso al contactarse con el director de un conjunto que vino a bailar desde Buenos Aires.

Fue Juan Chialchia quien enseñó los primeros pasos para que Vilma pueda ser la directora del Conjunto Caroyense.

En marzo de 1982, hace 40 años, Alegrîe debutó en los escenarios con una actuación especial en la Fiesta Provincial de la Vendimia y en la Sagra Nacional de la Uva.

Una vez formados, empezaron las invitaciones a varias ciudades de la Argentina e incluso hubo algunas giras internacionales en estas cuatro décadas. 

Con el apoyo de su esposo Luciano y sus hijos Celia, Carolina y Fernando, siguió ligada a las danzas hasta 1991, cuando dejó la dirección. Le siguieron Betty Repeto, Lito Carrizo, Elvis Juncos, Luis Grión, Martin Piazzoni, Raúl Novara y Jorge Olmos, actual coordinador del Conjunto.

10-04-2022

Te puede interesar

Síntesis del día