El Turismo Rural en tiempos de pandemia

Economía 06 de junio de 2020
En la actividad turística le llaman a esta época Temporada Cero, Cero Turistas y Cero Ingresos. La situación movilizó a todas las cámaras y organizaciones representativas de las diversas actividades del rubro.
Turismo rural

Toda la zona. En el nuevo escenario que se presenta por irrupción del Coronavirus, el turismo interno de cercanía será una de las claves para comenzar a transitar el camino de la puesta en marcha de los motores del turismo.

En este sentido, la ruralidad con sus pueblos, sus productores y emprendedores, tendrá la oportunidad de convertirse en una de las primeras opciones elegidas por muchos turistas que buscarán viajes cortos, de proximidad, que generen confianza desde lo sanitario y donde reencontrarse con familiares, amigos y afectos con atención personalizada, en lugares abiertos, que posibilitarán disfrutar respetando el distanciamiento social que impondrán las normas y costumbres post pandemia.

Esta oportunidad, no se verá cristalizada como fruto de la casualidad, sino de un proceso programado de recuperación.

En coincidencia con la pandemia, el 2020 fue declarado “Año del Turismo y Desarrollo Rural” por la Organización Mundial de Turismo, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de defender, proteger y desarrollar las zonas rurales y elevar el nivel de bienestar de sus habitantes. Así como debatir las múltiples ventajas y desventajas de desarrollar el turismo en áreas rurales.

A trabajar.
Para la Cámara de Turismo Ru- ral, el pedido de medidas excepcionales a las autoridades debe ir a- compañado de otras acciones no sólo para la emergencia, sino para la crisis del sector que se diagnostica prolongada y cree que es el verdadero desafío que tiene por delante la actividad.

“Es importante que la política turística incorpore una estrategia de desarrollo rural, que genere valor agregado a la producción, apoyo a los pueblos rurales, promoción de la cultura e identidad; esto ya ocurre en otros países y nosotros venimos bregando por ello hace años”, dice el Agr. Julio Héctor Camaño, especializado en Turismo Rural y miembro de la Cámara de Turismo Rural Córdoba (CATUR).

Según este dirigente, “este proceso de recuperación deberá programarse por etapas que necesitarán de liderazgos con efectos multiplicadores, en pos de formación de equipos de trabajo para investigar, capacitar, integrar y lograr nuevas alianzas estratégicas con economías colaborativas”.

La propuesta.
“Proponemos una nueva política turística que incluya a la ruralidad y que parte del presupuesto se concurse para financiar proyectos de turismo rural, donde no se financie sólo a instituciones que intermedien capacitaciones, sino que se promueva la inversión y la demanda turística; la Cámara de Turismo Rural tiene proyectos preparados para ejecutar, capacidad de convocatoria demostrada y vocación para colaborar en el desarrollo de una política pública de Estado”, dice Camaño en nombre de CATUR.

Sostiene que muchos municipios y comunas, junto a instituciones intermedias como sociedades rurales, cámaras de comercio, agrupaciones tradicionalistas y clubes demandan desarrollar el turismo para dar trabajo a sus jóvenes y compartir su cultura con los viajeros y turistas. Como herramienta que posibilite el arraigo a través de actividades sustentables, mitigando de esta manera la permanente sangría migratoria de las familias rurales hacia los grandes centros urbanos en busca de oportunidades laborales.

“Solos no pueden; los pueblos con esa vocación turística en ciernes, con sus campos, sus saberes, sus paisanos y sus gringos reclaman el mismo trato que tuvieron los destinos consolidados, a los cuales se han destinado muchos millones de pesos para conquistar ese sitial porque tienen recursos y saben que podrían destacarse si se los apoya”, añade.

“Si los procesos no toman en cuenta todo lo expuesto, y los dirigentes privados, que los estimulan, siguen las mismas lógicas que durante muchos años administraron recursos públicos, haciendo profesión de fe en un discurso político más que en las necesidades de los emprendedores rurales, sería una política de más de lo mismo que no aportará al desarrollo sostenible de la actividad en la provincia de Córdoba; se perderá una nueva oportunidad para diversificar el turismo y sus beneficiarios”, sentencia este dirigente que supo mostrarse muy cercano a Cambiemos durante el anterior gobierno nacional.

“Hay un alto porcentaje de ruralidad en la provincia que aguarda desde hace tiempo, esperanzada, su oportunidad turística; trabajemos juntos para que esa oportunidad se concrete en una realidad pa- ra todos”, concluye.

06-06-2020

Te puede interesar