La región sumó 3.600 casos en mayo y debió lamentar 17 fallecidos.

Locales 02 de junio de 2021 Por Ariel Roggio
El mes pasado fue el peor de la pandemia: los contagios se triplicaron y los activos pasaron de 430 a más de 1.800. Pese a la Fase 1 de la segunda quincena, los niveles de “positividad” no cedieron.

Toda la zona. Si se pudiera fragmentar la pandemia por mes, mayo fue el peor de todos, con niveles de contagio que ninguna autoridad sanitaria esperaba.

Abril se cerró con índices promedio similares a los de la primera ola y todo parecía “normal”: bares abiertos hasta la madrugada, torneos deportivos en desarrollo, reuniones familiares permitidas y cierta pasividad en los controles.

Hasta que la primera semana de mayo empezó a preocupar; la segunda, a asustar; la tercera obligó a  volver a la Fase 1; la cuarta, a estar casi en “alarma epidemiológica” por la cantidad de nuevos internados que ocupan tres de cada cuatro camas críticas disponibles en la provincia -al cierre de esta edición era del 76 por ciento-.

En nuestra región, tomando a Jesús María y Colonia Caroya como epicentro de una zona en la que incluimos otras siete localidades, se registraron 3.590 casos en los 31 días del mes, a un promedio de 115 por día. El récord fue el 27 de mayo, con 262 positivos notificados.

Es real que aumentaron las opciones de testeo y que ante más consultas hay más casos. 

Pero los municipios fueron desarrollando estas estrategias cuando iban notando el incremento diario en cada jurisdicción.

Los registros de mayo multiplican por 3 o 3,5 -según el ítem analizado-, las estadísticas del mes anterior.

Al último día de abril había 430 casos activos en la región. Un mes después, llegaron a 1.839, un 327 por ciento más. 

Y por cada nuevo positivo hay un promedio de cuatro a cinco aislados a los que se hace cada vez más difícil armar el nexo epidemiológico y la detección de los verdaderos contactos estrechos.

En algunos días, el nivel de positividad superó el 30 por ciento, tres veces más que el valor “lógico” que debiera tener una zona para no preocuparse.

El dato lamentable fue que fallecieron 17 personas durante el mes pasado en nuestra región, según lo notificado por los diferentes municipios. 

Y en este ítem no hubo una franja etaria que esté a salvo del virus: un alto porcentaje de las víctimas fatales tenía menos de 60 años y al menos cinco eran jóvenes de entre 20 y 35 años de edad, algunos sin comorbilidades.

En total, desde que comenzó la pandemia, hubo 91 decesos por patologías agravadas por el COVID. 

La provincia de Córdoba cerró el mes con casi 85 mil casos, el doble de los que hubo en abril.

También se duplicó la cantidad de camas críticas ocupadas: de 1.100 que había al 1 de mayo pasaron a 2.400 el lunes 31.

 

DATOS CLAVES

- Jesús María.

2.855 casos en ocho meses (desde septiembre hasta abril).

1.713 casos sólo en mayo.

- Colonia Caroya. 

1.755 en ocho meses (desde septiembre hasta abril).

1.069 casos sólo en mayo. 

- Región completa.

6.024 en ocho meses (desde septiembre hasta abril).

3.580 sólo en el mes de mayo.

02-06-2021

Te puede interesar