Federico Zárate hizo una evaluación de sus primeros cinco meses de gobierno

En dialogo con este medio, habló del estado financiero de la Municipalidad, el grado de avance de las obras públicas en marcha y las repercusiones de la recesión en la ciudad.

Política 14 de mayo de 2024 Miguel Osvaldo Gramajo Miguel Osvaldo Gramajo
Federico Zárate en el diario

Jesús María. Federico Zárate, el Intendente más joven de la historia de la ciudad, asumió en el cargo el 10 de diciembre de 2023, luego de ser concejal por la minoría entre 2015 y 2019 y Secretario de Gobierno de 2019 a 2023.

“El primer gran objetivo que teníamos era darle continuidad a obras y a programas y a promesas, compromisos que habíamos asumido desde la gestión anterior; el segundo gran objetivo era volver a realizar un Festival de Doma y Folklore prolijo, importante, con buena afluencia de público, en medio de un contexto económico sumamente complejo”, destacó.

Por estos días, la Municipalidad hace cordón cuneta en B° Sierras y Parque; cloacas en B° Aires de Campo, donde terminó la red de agua potable; finalizando 13 casas del plan Vivienda Semillas; la Terminal de Omnibus; y pronto arrancará con el pavimento de B° Las Vertientes y el gas natural de B° Alto Los Molinos; y cumplirá con la construcción de casas del ProMuVi, entre otros frentes de obras.

Esto se contrapone a la decisión del Gobierno Nacional de frenar toda la obra pública en Argentina y está en línea con lo que hace el Gobierno de Córdoba.

Zárate dejó en claro: “No tenemos obras nacionales que hayan quedado detenidas. La única es el Centro de Cuidado y Desarrollo Infantil en La Costanera, que va a suplir la Capilla de Fátima. Y hablamos con la ministra Liliana Montero, con el gobernador Llaryora, y hay un compromiso por parte de la Provincia de finalizarlo. Estamos con la obra a un 30 por ciento y la Provincia se ha comprometido a darle continuidad. Estamos a la espera de la liberación de esos fondos”.

Uno de los interrogantes de muchos vecinos es qué pasa con la Terminal de Omnibus.

Federico Zárate: - El gasto de la Terminal está previsto; vamos a llegar, vamos a llegar bien, la vamos a ejecutar. Estamos gestionando con la Provincia todo lo que tiene que ver con la obra vial, que es muy importante, que ronda los 3 mil millones de pesos, y ya está presentada ante Vialidad; confiamos, en ese sentido, que habrá un acompañamiento por parte de la Provincia (…) Ahora ya estamos con lo más fino: pisos, sanitarios, instalación eléctrica, puesta tierra, instalaciones de gas.

 

“No hay plata”.

¿La Municipalidad está en condiciones de afrontar todas las obras? ¿Cómo está el nivel de recaudación?

Federico Zárate: - La coparticipación sigue bajando, Cuando uno lo compara con el interanual se nota significativamente; y la recaudación, ni hablar; llegábamos, en algunos momentos, a un 70 por ciento de cumplimiento en las tasas y hoy estamos a un 50 por ciento, 45; de hecho, hay meses en que estuvimos 15 por ciento abajo. Creo que es parte de este proceso que estamos transitando, donde también hay un golpe muy duro en cuanto a las ventas minoristas, entonces, nosotros también, a través de la Tasa Comercial, lo venimos sintiendo de manera significativa. Creo que hay que pasar la tormenta. Haber tenido la suerte de recibir una Municipalidad ordenada nos permite también pasar esta tormenta; ojalá que pronto se pueda acomodar todo y la gente pueda volver a cumplir, principalmente, con sus obligaciones porque a los servicios los seguimos prestando: seguimos juntando la basura, seguimos juntando verdes, seguimos cortando el pasto, seguimos brindando el alumbrado público en todos los barrios. Entonces, hay que esperar porque la gente está complicada y le alcanza para pagar el alquiler, pagar la luz, comer y hasta ahí nomás. Vamos a tratar de seguir haciendo ese esfuerzo hasta tanto se acomode la situación. Y el que puede, que cumpla; en eso también vamos a ser, como dije siempre, duros. 

¿Tienen calzado el dinero que los contribuyentes ya aportaron para mejoras?

Federico Zárate: - Anejos del Este es un barrio donde ya finalizamos la urbanización; terminamos los 2810 m. de cordón cuneta. Hoy tenemos toda la atención puesta en Aires de Campo. Hubo una previsión en su momento. De hecho, parte de la cuota se ajusta también a inflación; ahora estamos conversando con los vecinos como para acompañar esta situación, que ha sido compleja, pero ese ajuste hace que la Municipalidad no quede desfasada en los valores de todo lo que tiene que ver con infraestructura. En el resto de los barrios, en lo que es cordón cuneta estamos trabajando en una futura redeterminación y ojalá que la Provincia la pueda aprobar porque nos ha quedado desfasado el precio del metro cuadrado. El resto de las obras han sido compromisos asumidos; creamos unas partidas presupuestarias exclusivas para poder sostener eso y, a través de diferentes bonos y fondos de inversión, hemos logrado (…) no perder tanto frente a la inflación y estamos bastante compensados.

En este aspecto, el Intendente fue contundente: “No vamos a comprometer este año ninguno de los recursos municipales. Seguimos teniendo una Municipalidad ordenada en ese sentido y el objetivo es seguir sosteniéndolo”.

 

De cara al futuro inmediato.

La Municipalidad tiene mucho personal. Sin embargo, muchas obras siguen tercerizándose…

Federico Zárate; - El personal municipal hoy está para solucionar algunas urgencias y enfrentar algunas obras que son importantes, por ejemplo, todo el pavimento de Las Vertientes, todo el pavimento de la calle Congreso, todo el cordón cuneta de Anejos del Este. Estamos haciendo ahora una remodelación de espacios públicos, de algunas plazas, la obra de gas. La verdad es que uno, en la necesidad de poder hacer con eficiencia las obras, termina en un mix entre las que hace el personal municipal y las obras que, por falta de personal municipal, terminamos afrontando a través de proveedores privados y distintas contrataciones. Creo que está muy equilibrada la balanza; también hay necesidades estacionales con respecto a las obras.

El Intendente asegura que cuentan con las máquinas y herramientas necesarias, pero que lo mismo van a tratar de incorporar nueva maquinaria. “Una de las preocupaciones más grandes es tratar de llegar, los días que siguen a las lluvias, a cubrir las 438 cuadras de tierra que tenemos en la ciudad (...); todo lo que tiene que ver con poder afrontar obras públicas, la maquinaria, las herramientas, están”.

¿Cuáles son las prioridades para lo que resta del año?

Federico Zárate: - La principal prioridad para el resto del año es cumplir y finalizar las obras que veníamos realizando; tenemos un compromiso muy grande con las prácticas profesionalizantes (de Gendarmería Nacional) y ver cómo trabajamos, fuertemente, en materia de seguridad; de hecho, pronto tendremos un anuncio importante (…). En dos semanas estaremos iniciando la obra del nuevo dispensario en B° Florida Norte; estamos empezando todos los cómputos para lo que será el Polideportivo de Los Ceibos; seguimos trabajando muy fuertemente en materia social (…); en materia cultural tampoco hemos parado. En líneas generales, lo que buscamos hoy es seguir mejorando en todo lo que tiene que ver con espacios públicos y plazas; de hecho, vamos a cambiar todas las luminarias de la plaza Pío León, que ya estaba medio obsoleta y añeja. Y seguiremos trabajando en algunos eventos que sigan posicionando la ciudad turísticamente.

 

La lectura de la realidad social.

Ustedes que hacen permanentes mediciones, ¿cómo ven la situación social de la ciudad?

Federico Zárate: - Jesús María sigue siendo un oasis. Cuando se hace la comparación con otras ciudades podemos verlo: la tasa de desempleo es significativamente más baja que en el resto del país. Sí hay datos que empiezan a generar alarma, yo lo vengo diciendo hace un tiempo: la cantidad de personas que empieza a recurrir al sistema público de salud es un dato que empieza a encender una luz de alarma; de hecho, ya llevamos casi un 8 por ciento más en menos de dos años. A nivel social, diría que la decisión del Presidente de sostener la Tarjeta Alimentar, algunos programas en particular, fue sumamente correcta porque es un lugar donde la situación económica ha pegado muy fuerte (…) Después hay cosas que hemos tenido que absorber los municipios y esto implica ajustar el cinto todavía más. Lo que tiene que ver con el transporte urbano de pasajeros… para nosotros es un servicio esencial, usado por los trabajadores, por los niños que van a las escuelas, así que hemos decidido aumentar, entre los tres municipios, el subsidio al transporte urbano. Y creo que hay algunas alertas desde lo ocupacional, desde la salud, desde las necesidades sociales. 

14-05-2024

Último momento
Te puede interesar
Lo más visto