diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

Abanderados de la solidaridad

El Grupo DoNHA ya ha cosechado más de 40 campañas solidarias en 2020 y 2021. Nació por iniciativa de tres amigos. Hoy son 170.

Sociedad 03 de junio de 2022 Natalia Balverdi

Toda la zona. Mucho se sabe de las campañas solidarias que lleva adelante la Fundación DoNHA de Jesús María, Colonia Caroya y región -ya suman más de 40 en tan sólo dos años-, pero poco se sabe sobre las razones que impulsaron a sus fundadores a crearla.

Este grupo solidario fue fundado entre abril y mayo de 2020, durante el confinamiento duro como consecuencia de la pandemia por COVID 19, cuando tres amigos -Iván Ríos, Ezequiel Moyano y Celeste Gordillo - eran voluntarios que controlaban que las personas no saliéramos de nuestros hogares e interactuáramos. Ellos trabajaban enBº Sierras y Parque, de Jesús María. 

“Éramos tres amigos juntando ropa, alimentos y artículos de limpieza (para los vecinos del barrio); luego nos empezaron a escribir comedores (...) Iban los nenes a pedirnos té, galletas, algo”, cuenta Iván Ríos, piedra cimental de DoNHA, quien asegura que así empezó todo: al verle el rostro a la necesidad, él y sus amigos decidieron “armar algo” para ayudar. 

Sobre la pobreza que conoció caminando las calles “de Sierras”, Iván reconoció que “fue algo que no esperaba. Uno a veces no sabe ir mucho a barrios (periféricos) y no espera ver tantos chicos con tanta vulnerabilidad social. Por algo hay tantos comedores”.

Actualmente, la fundación cuenta con unos 170 miembros activos que se reparten tareas  para conseguir donaciones, dependiendo de las campañas que emprendan, razón por la cual no han gestionado una personería jurídica, ya que no reciben dinero, sino que ponen en contacto a las personas para que se concreten las donaciones. Todo se maneja desde sus cuentas de Facebook (Do NHA) y de Instagram (@ do.n.h.a).

 

Mensajes y motivaciones

Alicia Amarilla, Claudia Astudillo y Ezequiel Moyano -uno de los fundadores -, son del “equipo activo” de la fundación, quienes se han visto atravesados por vidas dispares, pero unidos por un sentimiento en común: ayudar al prójimo.

“A los vecinos los invitamos a sumarse porque es una buena forma de conocer la realidad; es gratificante ver que la gente que uno ayuda después viene a dar u-na mano para ayudar”, dijo Ezequiel.

Claudia, por su parte, añade que “desde chica vengo mamando la pobreza y las necesidades de la gente”, pero que no hay nada que llene más el corazón que ver caritas sonrientes” tras una buena acción. 

Alicia, sobre el final, reforzó lo dicho: “Me sumé para ayudar a que los niños no pasen frío ni hambre. Pido que no falte la empatía y que todo lo que hagan, sea con amor”.

03-06-2022

Te puede interesar

Síntesis del día