diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

Durante todo el día hacen controles bromatológicos. 

La Municipalidad de Jesús María busca evitar la venta de alimentos en condiciones inseguras y controlar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en los comercios. 

Seguridad

Jesús María. La Municipalidad de Jesús María montó, como cada enero, un intenso sistema de control bromatológico que se lleva a cabo las 24 horas del día, realizando inspecciones en los locales fijos, las carpas ubicadas en las 16 manzanas que integran la zona de exclusión que rodean al anfiteatro José Hernández y los transportes y proveedores de alimentos que ingresan. 

El área de Bromatología es la encargada de planificar y aplicar un intenso protocolo para verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias esenciales para minimizar los riesgos de intoxicaciones. 

Algunos de los parámetros que se controlan son: el respeto de la cadena de frío y el correcto funcionamiento de los equipos refrigerantes; la producción de alimentos diaria para evitar que se recalienten remanentes del día anterior; la desinfección de instalaciones y herramientas de trabajo; la compra de la materia prima en lugares y proveedores habilitados; el cuidado de las cloacas, evitando que se arrojen desechos a ellas.

Las dos primeras son las principales causales de decomisos, en lo que va de la edición 2022. 

Además, todas las áreas de control chequean el cumplimiento de las medidas epidemiológicas y la venta ambulante habilitada. 

Hasta el martes, decomisaron 538 Kg de alimentos, en general por incorrecta refrigeración.

Se realizaron 1.768 inspecciones a los puestos y 224 a transportes de alimentos. 

Desde el 20 de diciembre, 1.255 personas se capacitaron y obtuvieron Libretas Sanitarias o carnet habilitante. 

La Municipalidad también le exigió a todo el personal dedicado a la atención al público la doble vacunación y organizó un esquema de tres testeos preventivos durante los días del Festival.

12-01-2022

Te puede interesar

Síntesis del día