El Concejo de Colonia Caroya distinguió post mortem a Alicia Cadamuro.

Política 06 de octubre de 2021
Es un reconocimiento a su entrega durante tantos años de docencia en el Instituto Niño Jesús. Lo recibió su hija.

Colonia Caroya.  El Concejo Deliberante distinguió post mortem a Alicia Cadamuro, en reconocimiento por sus años de entrega en pos de una mejor educación y calidad de vida no sólo en beneficio de personas con discapacidad, sino en mejora de la calidad de vida de la comunidad, dando ejemplo de empatía, solidaridad, compromiso e inclusión, entre tantas otras enseñanzas.

Tal y como se había anticipado tras la aprobación de la propuesta, en la Sala de Sesiones Ordinarias del Concejo se hizo entrega de una copia de la Ordenanza y certificado validante a la hija de Alicia, Constanza Visintín, quien se mostró agradecida y emocionada con el gesto para con su madre.

El homenaje fue sugerido hace una semana por el presidente del bloque Cambiemos, Matías Peralta Cruz, y el Cuerpo resolvió darle curso de manera unánime. 

 

Su trayectoria.

Alicia Cadamuro empezó su larga trayectoria docente a  temprana edad, impartiendo clases de catequesis y años más tarde realizó trayectos académicos en Psicopedagogía en el Instituto Católico del Profesorado, en la ciudad de Córdoba.

Luego de recibirse, trabajó muchos años como docente de Nivel Medio en el IPETyM 69 de Jesús María y en el IPEM 165 Pbro. José Bonoris, de Colonia Caroya, desempeñándose como profesora de Filosofía y Psicología y en orientación vocacional.

Pero su labor más reconocida fue en el ámbito de la Educación Especial: en el año 1980 fue convocada por el Rotary Club y la Rueda Interna a los fines de realizar un relevamiento de personas con discapacidad para la creación de una escuela para niños y niñas con discapacidad. 

Así, en 1981, en aulas de la Iglesia del Lote XI cedidas por los Padres Pasionistas, comenzó a funcionar el Instituto Especial Niño Jesús, establecimiento en el cual Alicia se desempeñó 10 años como docente y fue su directora desde 1992 hasta 2015.

A lo largo de tantos años de trabajo, demostró un compromiso personal con sus estudiantes y la Institución, marcada en forma permanente por necesidades económicas ya que la escuela, al ser privada, sólo recibía los sueldos para las docentes por parte del Gobierno de la Provincia. 

Antes de jubilarse, dejó abierto el expediente para la estatización del centro educativo, objetivo aún no alcanzado.

Luego de jubilarse, fue secretaria del grupo de docentes retiradas “Mujeres construyendo futuro”, que logró convertirse en Asociación Civil. Su objetivo es ayudar con obras a personas en situación vulnerable.

En septiembre de 2020 le diagnosticaron una enfermedad terminal y falleció un año después, el 21 de septiembre de 2021.

06-10-2021

Te puede interesar