Insisten en los beneficios de vacunar contra la rabia al ganado bovino.

Agro 30 de julio de 2021
La Sociedad Rural de Jesús María instó a los productores a tomar medidas preventivas. Parte del Norte cordobés es una zona endémica de esta zoonosis transmitida por los murciélagos.

Toda la zona. La rabia paresiante es una enfermedad de origen viral transmitida por el murciélago Desmodus Rotundus, que afecta al sistema nervioso central de todos los mamíferos, inclusive a las personas, y su desenlace es siempre fatal.

Si bien afecta principalmente al rodeo bovino, es de distribución mundial. 

El virus que la produce es poco resistente en el ambiente y sensible a la mayoría de los antisépticos.

Tanto en animales como en humanos, se trata de una enfermedad prevenible mediante vacunación y es precisamente esta acción, junto a las medidas de vigilancia, control y diagnóstico temprano, una de las principales herramientas de control de la enfermedad.

Incluir la vacunación antirrábica en el plan anual les permitirá a los productores minimizar pérdidas ganaderas por la mortandad de animales infectados, resguardar la salud pública y evitar el bloqueo de movimientos de animales que se encuentren en un área de vigilancia relacionada con un brote de esta enfermedad. 

Si bien el ganado no trasmite el virus rábico directamente a las personas, éstas pueden contraer la enfermedad al realizar prácticas sobre animales infectados, actuando de esta manera como huéspedes accidentales.

Además, la notificación o denuncia inmediata de cualquier sospecha de rabia paresiante por parte de productores, veterinarios  y población en general es fundamental para que el Senasa adopte las medidas de control necesarias para reducir su impacto y evitar su dispersión.

Los primeros signos clínicos que se observan en animales infectados con rabia paresiante consisten en: inquietud, falta de apetito, tendencia a aislarse y frecuentes vocalizaciones con un tono de voz diferente al habitual. Luego, se observa depresión, deshidratación, dificultad postural y ambulatoria.

Para notificar una sospecha de rabia paresiante, o de cualquier otra enfermedad detectada en animales de producción, se pueden utilizar los siguientes canales: en las oficinas del Senasa, comunicándose personalmente o por teléfono; a través de la app “Notificaciones Senasa”, disponible en Play Store o enviando un correo electrónico a [email protected] Ar

30-07-2021

Te puede interesar