La experiencia de un jesusmariense en la Armada Argentina.

Sociedad 28 de mayo de 2021
Joaquín Nehuén Díaz Aguirre vivió en Jesús María hasta los 17 años, cuando decidió ingresar a la Escuela de Suboficiales de la Armada Argentina. Hoy presta servicios en la Secretaría General de la Armada, en Buenos Aires. Habla de sus experiencias y expectativas.

CABA. “Mi principal motivación de querer ingresar a la Armada es servir a la Patria; esta decisión fue apoyada por mi familia”, cuenta el Cabo Díaz Aguirre, cuyo abuelo materno integró sus filas siendo Cabo Primero y sus tíos forman parte de Gendarmería Nacional y el Ejército Argentino.

A los 17 años partió desde Jesús María con destino a la Escuela de Suboficiales de la Armada en la Base Naval Puerto Belgrano, al Sur de la provincia de Buenos Aires, para dar inicio a su carrera naval.

Dentro de su escalafón Apoyo General, se desempeña como conductor en Automotores de la Secretaría General de la Armada (SGNA) en el Edificio Libertad, sede del Estado Mayor General de la Armada.

En sus tiempos libres hace música y estudia Turismo, tecnicatura que inició cuando vivía en Jesús María.

Siempre que puede vuelve para visitar a su madre y su hermana, mientras que su padre y otro hermano viven en Santa Fe. “De mi provincia, lo que más extraño es la tranquilidad de las sierras, además de familiares y amigos; el paisaje que hay en Córdoba es único, como la paz que te transmite el aire de las sierras”, cuenta.

De todos modos, sabe que “hay cosas que sólo podés hacer en la Armada”.

En sus 11 años de carrera, el Cabo Principal Díaz Aguirre ha transitado por distintos destinos navales y ha capitalizado distintas experiencias “que en otra profesión no experimentaría” y es esto, justamente, lo que lo motiva a continuar.

Aunque su orientación no está vinculada a navegaciones y embarcos, conoció el mar a bordo de la fragata ARA “Libertad”, donde realizó una navegación de prueba de motores. “Fue increíble verse rodeado de tanta agua”, destacó emocionado.

Al momento de hablar de lo que más disfruta del ámbito naval, confiesa que le encanta la posibilidad de conocer lugares nuevos y el vínculo que se genera con sus camaradas: “El hecho de cambiar de destino y conocer gente nueva me gusta. Si bien hay ambientes laborales en donde se puede tener una relación de confianza con los compañeros, el respaldo y la camaradería que hay dentro de la Institución es única”.

Además, cuenta con la posibilidad de seguir estudiando sin descuidar el cumplimiento del servicio diario. Joaquín proyecta terminar la Tecnicatura en Turismo y luego estudiar Inglés, pero no descarta realizar el curso CASO (Curso de Ascenso de Suboficial a Oficial). 

“Todos somos un granito de arena que hace que la Armada funcione y cumpla su misión de defender los intereses marítimos de la Nación”, destacó.

28-05-2021

Te puede interesar