“La Cooperativa tiene que tratar a todos los socios por igual”.

Economía 18 de noviembre de 2020
Es la postura que expresó el presidente de su Consejo de Administración, Alberto Nanini, al explicar su rol en la negociación por la radicación de Bridgestone. “Luis Carrizo no tiene por qué tener algo gratis y que lo pague toda la comunidad”, sentenció.
Nanini - Arrigo

Colonia Caroya. La Cooperativa de Servicios Públicos convocó a los medios locales para explicar su participación en las negociaciones que entabló con la empresa Luis A. Carrizo y Cia. S.R.L. (LAC), socio estratégico de Bridgestone en la apertura de una planta de Bandag que generará 70 puestos laborales. 

La misma se hará en Deán Funes, tras un fallido intento de que se instale en el Parque Industrial y Tecnológico Caroya.

Invitado por el Concejo Deliberante de esta ciudad para dar su versión de los hechos, Luis Carrizo dijo que la entidad de calle Alice y Don Bosco les cotizó en 55 mil dólares “poner el transformador en el predio y faltaba determinar el costo de la tarifa”.

Añadió: “Les pedimos que nos determinara qué incluían esos 55 mil dólares para consultar a otros técnicos y saber si estaba dentro del valor lógico. Desde ahí se empezó a trabar todo, porque yo necesitaba pasarle a Bridgestone todos los detalles”.

Al mismo tiempo, desligó al intendente Gustavo Brandán: “La Municipalidad puso toda la voluntad. Averiguamos en otros parques industriales, como San Francisco, Río Cuarto y Villa María. Fue determinante ese costo porque había que definir de manera urgente”.

Ante el Concejo en pleno, este martes dijo: “La Cooperativa de Deán Funes nos deja la infraestructura de energía sin cargo, más allá que en nuestra instalaciones están todas las inversiones hechas hasta el ingreso del Parque Industrial de Deán Funes”.

Según Carrizo, esa fue la cuestión que inclinó la balanza y la micro región perdió la compulsa.

En la comunidad, la situación generó el rechazo público en las redes sociales: contra la Cooperativa, principalmente, y contra la Municipalidad, en menor medida.

 

Nanini salió al cruce.

El presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa, Alberto Nanini,  aseguró que dotar al Parque Industrial con todos los servicios demanda una inversión de 1,5 millón de dólares y que esa obra se debe hacer de una sola vez, al inicio.

Y a la Cooperativa le costará lo mismo prepararse, puertas adentro, para futuras demandas.

Asimismo, reiteró que le pidió a Bridgestone que hiciera el pedido de potencia requerida para operar y “nunca se presentó”.

Nanini fue contundente en su respuesta: “La Cooperativa tiene que tratar a todos los socios por igual, con las mismas posibilidades y la misma atención; Doña Rosa tiene que gastar para hacer el monolito de acuerdo a la reglamentación del ERSeP en su casa; Luis Carrizo no tiene por qué tener algo gratis y que lo pague toda la comunidad”.

“También sería imposible para la Cooperativa darle las cosas gratis a otras empresas que vengan en el futuro y otras empresas muy importantes que están haciendo obras 10 veces más costosas que la de Carrizo pueden reclamarnos que les cobramos hasta el último peso y a este otro inversor le damos un trato preferencial”, añadió.

En respuesta a la acusación de Carrizo de que la Cooperativa cotiza “un Mercedes y te da un Falcon”, Nanini replicó: “Nosotros ponemos siempre el mejor material porque después tenemos que mantenerlo y ahorrar en eso es un absurdo; además, una industria no puede tener cortes a cada rato”.

La Cooperativa tiene potencia suficiente para abastecer al Parque Industrial, pero debe cambiar el conductor desde la planta de transformadores hasta Estación Caroya. Esa obra costaría 400 mil dólares. El transformador, de acuerdo al consumo, lo tiene que poner la empresa.

Nanini sostiene que “Carrizo reconoce que sondeó en otros parques industriales, pero se quedó con Deán Funes”. “Entonces- infirió- Colonia Caroya no era la única que estaba fuera de foco”.

En cuanto al costo de la energía para la planta, ni Deán Funes ni Colonia Caroya pueden fijarlo porque dependen del cuadro tarifario de la EPEC, cuya variable principal es el consumo. Su tratamiento sería el de un gran usuario de Media Tensión. En nuestra zona lo tiene, por ejemplo, Guma S.A. 

Nanini fijó posición con respecto a este caso y otros similares que puedan presentarse en el futuro: “Pretenden que la Cooperativa trate a la gente de acuerdo a la cara del cliente y a eso la Cooperativa no lo hará, por lo menos mientras esté este Consejo de Administración; todo el mundo tiene los mismos derechos y es tratado con el mismo respeto; a las empresas les hacemos el mejor precio que podemos en las instalaciones, tratamos de conseguirles alguna financiación, inclusive a través de los proveedores, pero nunca vamos a ponerles la alfombra roja a unos y a mandarlos a entrar por la ventana a otros”.

Otro tema que creyó necesario aclarar es que “si el Parque Industrial de Colonia Caroya hubiera estado consolidado, funcionando, no hubiera habido ningún problema con Carrizo”.

En pocas palabras: sin presupuesto para infraestructura, el proyecto no se podrá concretar.

18-11-2020

Te puede interesar