Bridgestone y LAC optaron por radicarse en Deán Funes.

Economía 12 de noviembre de 2020
El anuncio oficial fue hecho por el propio gobernador Juan Schiaretti. Otra alternativa era Colonia Caroya, pero la descartaron a pesar de las ventajas ofrecidas por la Municipalidad.
LAC en Deán Funes

Colonia Caroya. El Gobernador de la Provincia, Juan Schiaretti, anunció este jueves que la empresa Luis A. Carrizo y Cia. S.R.L (LAC), con el apoyo de Bridgestone, realizará una inversión de 200 millones de pesos en una nueva planta de recapado Bandag en Deán Funes.

La radicación de esta industria generará, a partir de 2021, 70 empleos entre operarios, administrativos y comerciales. La producción inicial será de mil neumáticos recapados por mes. Tras el período de pruebas y puesta a punto de los procesos, que lleva un año, se proyecta duplicar esa cantidad a 2 mil unidades mensuales.

La Provincia se comprometió a no cobrarle el impuesto a los ingresos brutos, inmobiliario y sellos por 15 años y por cada puesto de trabajo que se cree le otorgará un subsidio de 5 mil pesos para sueldos.

La nueva planta estará en el futuro Parque Industrial de Deán Funes, que tendrá una superficie de 30 Has.

“LAC ha contado con la confianza de la empresa Bridgestone, que ha creído en ella y ha creído en Deán Funes; y por otro lado ha contado también con el trabajo conjunto que se ha hecho con la cooperativa de servicios públicos, con el intendente y con el gobierno provincial”, dijo Schiaretti.

 

Colonia Caroya salió al cruce.

La Municipalidad de esta ciudad aclaró varios puntos en un comunicado oficial.

Por un lado, que “absolutamente siempre estuvo abierta al diálogo con los representantes de ese proyecto, al punto de que las relaciones entre las partes continúan con total normalidad para la realización de otros proyectos productivos”.

También señala que “le ofreció en su momento a esa firma los siguientes beneficios para que se instale en el Parque Industrial de Caroya: exención por 10 años del 100 por ciento en las tasas municipales; posibilidad de descontar del precio de venta del terreno los aportes económicos necesarios para acceder a la infraestructura de energía, agua y gas natural; todos los beneficios adicionales que tienen los parques industriales,  otorgados por las leyes provinciales y nacionales”.

También consignó que “los beneficios antes mencionados no se ofrecieron sólo a la empresa Bridgestone,  sino que es intención de las autoridades municipales poner esas mismas condiciones a consideración de todos los emprendimientos que se radiquen en el Parque Industrial y que generen, como mínimo, 10 puestos de trabajo en forma permanente”.

En medios de prensa, también se responsabilizó a la Cooperativa de Servicios Públicos por el fracaso de la gestión para que la radicación de esta planta en el Parque Industrial.

Según esas publicaciones, no quería bajar el costo de la energía y llevar las líneas necesarias hasta el Parque Industrial.

Las autoridades del Consejo de Administración explicaron que la inversión mínima para llevar electricidad al predio es del orden de los 400 mil dólares y que esperaban una ayuda provincial o nacional para poder satisfacer esa demanda de quienes estén interesados en radicarse en Colonia Caroya.

De todos modos, quedó flotando en el aire la frase del propio Schiaretti, al explicar las razones de la elección de LAC: “Ha contado también con el trabajo conjunto que se ha hecho con la Cooperativa de Servicios Públicos y el intendente”… de Deán Funes.

12-11-2020

Te puede interesar