Mujeres marcharon para pedir políticas de prevención de violencia de género

Sociedad 15 de septiembre de 2020 Por Ariel Roggio
Tras el femicidio de Juana Valdéz, personas autoconvocadas marcharon por las calles de Jesús María y leyeron un documento en el que exigen un juzgado especializado, un fiscal más y una unidad judicial para Colonia Caroya.
03

La confirmación del femicidio de Juana Valdéz movilizó a decenas de mujeres que el lunes a la noche marcharon alrededor de la plaza San Martín de Jesús María en señal de luto.

Es el sexto caso que conmueve a nuestra región y este último, en particular, está teñido de una violencia que nadie denunció.

La fiscalía tiene las pruebas para considerar que a Juana (43) la mató su esposo, Jeremías González (35).

Él detenido la habría enterrado hace más de dos meses en la chacra de calle 124 y Ruta 9; sería el autor del incendio en ese mismo lugar, ocurrido hace 22 días; y su llamado al 101 el domingo a la tarde, alertaría a la Policía de la presencia del cuerpo que él mismo enterró.

La familia de la víctima fue una de las primeras que llegó al lugar después de viralizarse la noticia del hallazgo de un cadáver. Tenían un mal presentimiento, que se confirmó a las pocas horas. Era Juana. 

El crimen, del que se desconocen las circunstancias, movilizó a Mujeres Autoconvocadas del Norte de Córdoba, representadas por la Abogada Gabriela Mira y la periodista María Rosa Ponce, que brindaron un encendido discurso ante los presentes y leyeron un documento.

Mujeres autoconvocadas nos reunimos hoy para decir BASTA DE MATARNOS. Basta de violencia contra nuestro género. No queremos más golpes, ni gritos, ni abusos.

Nuestros pueblos chicos se han convertido en caldo de cultivo de la violencia machista de todo tipo. El micro machismo está en cada charla y la burla hacia nuestro género conlleva a más violencia.

Durante la pandemia, más de 200 mujeres han denunciado hechos en el entorno familiar; otras tantas  no se animaron por miedo a la represalia, a la falta de apoyo o contención; y otras tantas no pudieron hacerlo o simplemente no supieron cómo.

Estamos aquí sin ánimos de cuestionar a nadie, por el simple hecho de empatizar con las que sufren, con las que ya no están y sus familias, con las que padecen a diario el maltrato, con sus hijos muchos huérfanos, con sus madres desgarradas de dolor.

Estamos aquí por bronca, por la impotencia de no saber qué más hacer para que NO NOS MATEN y nos abandonen TIRADAS COMO PERROS EN UN DESCAMPADO.

Algo estamos haciendo mal.

Desde el caso Urbaneja a esta parte venimos pidiendo un juzgado especializado en violencia de género y familiar, la unidad judicial para Colonia Caroya y un fiscal más para nuestros Tribunales. Los profesionales hoy no dan a basto  con tanta denuncia, sumado a que tenemos una sociedad adormecida.

Estamos aquí para pedir no solo JUSTICIA sino que las autoridades nos ayuden a prevenir, no queremos otra Muerte para despertar del horror en lo que se ha convertido el solo hecho de ser MUJER.

Por María José Urbaneja.

Por Denisse Bergara.

Por Maru Cadamuro.

Por Wanda Navarro.

Por Verónica Tottis.

Y ahora por Juana Valdez

BASTA DE MATARNOS

Te puede interesar