El fuego fue despiadado con más de 14 mil hectáreas del Departamento Ischilín.

Seguridad 28 de agosto de 2020
Arrasó con 7.989 Hectáreas de arbustales y matorrales, 5.742 de pastizales y 484 de monte nativo. En la zona quemada hay 23 Has de cuerpos de agua y áreas anegables y 66 de infraestructura y asentamientos humanos.
Bomberos en Villa Albertina
Bomberos en Villa Albertina

Toda la zona. Los voraces incendios que comenzaron hace dos semanas en el Departamento Ischilín están controlados.

El primer foco fue en el Sudeste del Departamento, en el paraje Cerro Negro. Los permanentes cambios en la dirección y velocidad del viento dificultaron el combate del fuego y llevó a que toda el área estuviera una semana en permanente estado de alerta. 

Cerca de 200 bomberos llegaron a trabajar en momentos críticos y en el área de Copacabana se observaron varios equipos, de cerca de 50  vecinos del lugar, que lucharon contra el fuego por su cuenta. 

Junto a ellos trabajaron aviones hidrantes de la Provincia y la Nación, helicópteros de la Policía de Córdoba, aviones vigías y especialistas de distintas áreas de gobierno. 

Copacabana, donde aún hay fuego, y Villa Albertina son los lugares más afectados, tanto desde el punto de vista económico como ambiental. Técnicamente, ya es “zona fría” para los bomberos.

En toda la región, no hubo ninguna casa afectada por el fuego.

 

Relevamiento de Agricultura.

El Ministerio de Agricultura de la Provincia realizó, desde que comenzaron los focos de incendios, una intensa tarea de relevamiento de daños en materia productiva.

En esta línea, el titular de la cartera, Sergio Busso, dio instrucciones al director general de Agencias Zonales, Germán Font, para coordinar un encuentro que se llevó a cabo el lunes en la ciudad de Deán Funes, cabecera del Departamento Ischilín.

El funcionario se reunió con integrantes del municipio, la legisladora Tania Kyshakevych, efectivos de Policía Ambiental y profesionales del INTA, el SENASA, la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, la Sociedad Rural local y otras entidades que nuclean a productores.

El martes, en ese mismo lugar, los ministros Busso y Massei asistieron a los afectados con alimento balanceado para los rodeos. De hecho, Agricultura dispuso partidas para adquirir alimentos para los animales.

Además, se reunió la comisión de emergencia agropecuaria integrada por los distintos ministerios, la Comisión de Enlace provincial, SENASA, INTA, legisladores e intendentes, a los fines de evaluar la situación en las zonas afectadas por los incendios, con el propósito de declararlas Zona de Desastre Agropecuario.

 

¿Cómo es?

La zona afectada está densamente poblada en algunos parajes ubicados en las áreas de valles serranos, como Villa Albertina, Ischilín, Ongamira, Napa y Copacabana. 

La zona quemada es de sierras. Históricamente se ve afectada por incendios y la vegetación presente da cuenta de ello: sólo hay áreas de bosques con cañadas muy sombreadas y húmedas, laderas empinadas y valles con buena humedad. 

La cobertura se compone, mayormente, de arbustales abiertos de espinillares, paja brava y algunas cañadas o vallecitos con relictos de bosque nativo: molles, quebrachos blancos y, principalmente, algarrobos.

En las zonas con altitudes superiores a los 800 m sobre el nivel del mar pueden aparecer ejemplares de orco quebracho. 

En general, las aguadas son pequeñas vertientes, arroyos de sierras o pozos cavados hasta la capa freática. 

Hasta el día 20 de agosto se detectaron 280 Has de bosques afectadas de las 12.645 Has totales quemadas, pero ahora la superficie quemada asciende a casi 15.000 Has. 

En la mayor parte del área, las unidades de cobertura más afectadas han sido pastizales de paja brava, arbustales de espinillo y palmares. Estos últimos son más característicos del área central del Departamento Ischilín y la zona de Copacabana.

 

Producción Familiar.

El referente de la zona Noroeste de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación, Ing. Agr. Dr. Andrés Britos, con la colaboración del Ing. Agr. Emmanuel De La Mata, elevó un informe de la situación generada por los incendios recientes en el Norte de nuestra provincia. 

La actividad productiva principal en la zona de esta verdadera catástrofe económica y ambiental es la ganadería bovina de cría. Hay, además, equinos, caprinos y ovinos, en especial entre los productores más pequeños. 

La cría de animales es en potreros cercados con alambres de cinco hilos o pircas construidas con piedras del lugar, reservándose algunas chacras de encierres para pariciones donde pueden, eventualmente, realizar algún cultivo de verano o pasturas perennes. 

El informe oficial consigna que cerca de 2.500 cabezas de ganado bovino serían las afectadas, aunque todavía se carece de una cifra final. A ellas se debe sumar el ganado  menor, que no ha sido relevado por el momento.

También se ha perdido por completo el recurso forrajero de manera dramática y una gran parte de los productores ha perdido casi todos los alambrados perimetrales, corrales de encierre y potreros.

En algunas zonas, la población se dedica a la artesanía de cestería de palma, además de la apicultura. 

El relevamiento contabilizó cerca de 70 familias productoras afectadas. La mayoría está inscripta como ganaderos con RENSPA (Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios), que abarca a todas las actividades agrícolas ganaderas y forestales y asocia al productor con la producción y el predio.

Por otro lado, cerca de un 30 por ciento de productores están registrados con RENAF (Registro Nacional de la Agricultura Familiar).

28-08-2020

Te puede interesar