“La Cooperativa entró en un proceso de saneamiento”.

Sociedad 04 de marzo de 2020
El co-administrador nombrado por la Justicia, Sergio Lorenzatti, finalizó su trabajo de auditoría y expuso cómo queda la entidad. La deuda se redujo a la mitad en cuatro meses.
Lorenzatti Nanini

Colonia Caroya. Hace cuatro meses que, en la Cooperativa de Servicios Públicos, una persona designada por la Justicia trabaja junto a los consejeros en un proceso de co-administración dispuesto a raíz de planteos de socios, que comenzaron cuando era presidente José Antonio Chalub. 

El año de la mayor crisis institucional en la historia de la entidad terminó con la postergación de la Asamblea General Ordinaria y con el Dr. Sergio Lorenzatti haciendo un diagnóstico de la Cooperativa.

El período de co-administración finalizó y para los nuevos integrantes del Consejo, el acompañamiento que tuvieron fue “positivo”.

“Dejamos un plan de negocios, un presupuesto y un sistema de gestión de control”, sintetizó Lorenzatti.

Con diferentes ejemplos, Lorenzatti explicó que la información diaria de la Cooperativa terminaba siendo un “privilegio del Gerente y de algunos consejeros”, que las obras ejecutadas no tenían control cruzado de las áreas para el control de gasto y la eficiencia de los trabajos y que las fallas en la comunicación con el socio derivaron en la crisis del año pasado.

“La Cooperativa estaba mal en la relación con los socios; había una zozobra en el asociado y se dio un estrépito mediático en el que no se sabía si había plata, si se la habían robado, si había deuda; sí existían problemas financieros que se fueron corrigiendo gracias a la incorporación del gerente actual”, dijo.

Asimismo, se refirió a la deuda: en una conferencia, dijo que la entidad debía 86 millones de pesos en octubre y que, en cuatro meses, la cifra se redujo a cerca de 40 millones: “Teníamos deuda bancaria, con AFIP y con EPEC. En este tiempo se pagaron más de 40 millones de pesos con recursos genuinos y sin usar el giro en descubierto. La deuda existente está refinanciada y es totalmente cancelable. Entramos en un proceso de saneamiento”. 

Para Lorenzatti, la entidad entró en ese proceso de desequilibrio financiero por varios factores: “La falta de control, la coyuntura nacional, la caída del margen bruto en el servicio de energía y la falta de planificación por unidades de negocios”. En este último punto, se refirió a inversiones mal hechas.

 

Sobre la fábrica de postes de fibra.

“La inversión fue de 290 mil dólares (250 mil en la máquina y 40 mil en el galpón). Esa fábrica no está produciendo, está parada. No había análisis de mercado, no había clientes. La nueva gestión tendrá que saber si es conveniente seguir con eso. Estratégicamente no fue una buena decisión. Hay que ver el tema de habilitaciones, también había dudas por el material que se usaba. Será un desafío hacerla producir”. 

 

Sobre la demanda del ex gerente despedido, Javier Foresi.

“Todos saben que hubo denuncias penales, una contra el ex gerente, contra directivos. Eso está en manos de la Justicia. Con respecto a la demanda laboral del anterior gerente, es un monto importante y el juicio laboral está en la etapa de producción de pruebas y una Cámara evaluará si la causal del despido es válida o no. La decisión se tomó sabiendo del riesgo legal pero en conveniencia de los intereses de la Cooperativa”. 

04-03-2020

Te puede interesar