Ispizua terminará la gestión con obras finalizadas y otras inconclusas.

Urbanismo 18 de octubre de 2019
Una de las más significativas que no podrá concluir es la del estadio techado en B° 17 de Octubre, por falta de envío de fondos. También quedarán pendientes trabajos de pavimentación en distintos puntos de la ciudad.
Mariana Ispizua

Jesús María. Cuando Mariana Ispizua finalice su mandato como intendenta municipal, la ciudad quedará con algunos frentes de obra terminados y otros inconclusos.

Entre los proyectos pendientes, algunos no pudieron ejecutarse por falta de financiamiento nacional o por trámites administrativos en curso.

La obra más significativa que el gobierno local empezó y dejará sin terminar es la del estadio cubierto en el Polideportivo de B° 17 de Octubre.

Con un grado de avance del 60 por ciento, la Municipalidad debió paralizar los trabajos ante la falta de envío de fondos por parte del gobierno provincial.

La secretaria de Desarrollo Urbano, Arq. Mariana Díaz, confirmó a El Despertador que la Provincia aún debe 12 millones de pesos y, a esta altura del año, no creen que el dinero llegue para poder concluir la construcción.

Otras de las obras que quedará inconclusa es la pavimentación en B° 17 de Octubre: resta ejecutar un 15 por ciento.

Lo mismo ocurre con B° Bulgheroni, aunque en este caso el grado de avance es menor y quedará pendiente el 85 por ciento, de acuerdo a los datos que aportó la funcionaria municipal.

En el listado sigue el plan de pavimentación de 80 cuadras que anunció Ispizua en el mes de mayo, en plena campaña electoral, luego de un acuerdo que firmó con el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio. Su ejecución está proyectada en dos etapas.

La Municipalidad está terminando la presentación digital de todos los detalles técnicos y, probablemente, la licitación y concreción de la obra quede a cargo de la próxima gestión.

Entre los proyectos iniciados y no finalizados está el de la red urbana de ciclovía. El gobierno actual logró ejecutar la primera traza de bicisenda, en la zona de B° La Costanera.

La obra completa contempla una extensión de unos 25 kilómetros para comunicar puntos estratégicos de la ciudad. Para este plan, la Nación comprometió su financiamiento, pero no hubo avances al respecto.

Entre otros proyectos que quedarán pendientes por terminar está la refuncionalización del centro de la ciudad.

El gobierno local está a punto de inaugurar la obra de adoquinado y puesta en valor de la calle San Martín, es decir, la primera etapa del plan. El resto quedará a criterio del próximo intendente.

En materia de vivienda, el gobierno actual cumplió con la construcción y entrega de un total de 124 unidades habitacionales, 86 de ellas pertenecientes al Promuvi I, en B° Agua Mansa, y 38 del Promuvi II, en B° Santa Elena.

En las próximas semanas comenzará la construcción de la última tanda de casas en Agua Mansa. Con ellas estará concluido el plan habitacional en ese sector, que contempla un total de 94 unidades habitacionales.

Quedará pendiente la edificación de 22 más, en el Promuvi II.

 

Lo terminado.

El Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba), que implicó varios frentes de obra, es uno de los planes más significativos que la gestión actual logró cumplimentar, con fondos del gobierno nacional.

Introdujeron mejoras sustanciales, urbanísticas y sociales, en los barrios La Costanera y Sierras y Parque.

Según indicó la responsable de Desarrollo Urbano, queda el último tramo de ejecución del cordón cuneta en este último barrio para completar las obras prometidas.

 

Sin concretar.

La arquitecta Díaz resaltó dos grandes proyectos que, por falta de fondos, no lograron concretarse.

Uno de ellos comprende la conversión del conocido predio de “Doña Pipa” en un gran parque urbano. Se planificaba poner en valor ese pulmón verde y generar una conexión con senderos adoquinados con la costanera del río.

El otro plan que no se ejecutó es la intervención urbanística de todo el espacio paralelo a las vías del ferrocarril.

Capítulo aparte merece la obra de la nueva Terminal de Ómnibus. La gestión actual completó todos los pasos administrativos y expedientes técnicos. También logró la aprobación del financiamiento por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Resta que la Provincia concrete el proceso licitatorio para iniciar la construcción. Por lo tanto, la e-tapa de ejecución quedará a cargo del gobierno de Luis Picat. Sin embargo, transcendió que no estaría entre sus prioridades: una buena oportunidad perdida.

18-10-2019

Boletín de noticias