Los ex trabajadores de Súper Uno siguen sin cobrar

Fueron despedidos hace cinco años. El primer fallo a favor de los empleados fue en mayo de este año, pero la firma usó un recurso de casación y lo definirá el Tribunal Superior de Justicia.

Sociedad 18 de noviembre de 2023 Ariel Roggio Ariel Roggio
Súper Uno cerrado

Colonia Caroya. El pasado domingo se cumplieron cinco años de los despidos masivos de trabajadores del Súper Uno, uno de los episodios que generó el repudio masivo de la población de la región y que aún no se resolvió a favor de quienes reclaman su indemnización.

Desde el 12 de noviembre de 2018, no cambió la situación de los despedidos, que ni siquiera cobraron lo que trabajaron en octubre de ese año y el proporcional de noviembre, hasta que la familia D’olivo tomó la decisión de cerrar las puertas de los supermercados del Lote XV, de Colonia Caroya, y de Bº La Florida, de Jesús María, y comunicarle al personal que quedaba sin trabajo.

A la mañana trabajaron todos con normalidad. A la tarde, nadie más pudo entrar.

En ese momento, la empresa adujo “disminución de rentabilidad, caída de las ventas, disminución de trabajo y demás complicaciones financieras y comerciales”.

“Nunca hubo intención de pago en todo este tiempo; lo único que hicieron fue dilatar el tema; todavía nadie cobró nada”, dijo el abogado de 22 ex trabajadores, Dr. Daniel Barco.

El proceso tuvo situaciones indignantes desde el primer minuto. En esos primeros días, el Ministerio de Trabajo calificó como “nulos” a los despidos, ya que las formas no habían sido las correctas. En consecuencia, nadie podía reclamar la indemnización. 

Recién el 20 de julio de 2020, casi dos años después del hecho, les notificaron que habían sido despedidos. 

En la Justicia todo siguió su curso casi a merced de la empresa, que iba estirando la situación con diferentes argumentos, como la reapertura del supermercado que le permitiría cobrar un alquiler y pagar las indemnizaciones o prometer la venta de un terreno donde funciona la playa de estacionamiento, en pleno centro de Colonia Caroya.

“El hecho conmovió a toda la región y generó un estrépito en las familias afectadas; los trabajadores quedaron totalmente desamparados; fuimos desoídos cuando se dio el concurso preventivo de la empresa”, sostuvo Barco.

En el pasado mes de mayo, cuatro años y medio después de los despidos, la Jueza reconoció los derechos de los trabajadores y ordenó la liquidación completa a cada uno. 

“Pero Súper Uno usó un recurso de casación recurriendo la resolución de la Jueza de Cámara para dilatar el pago y estamos esperando que el Tribunal Superior de Justicia resuelva; esto ha generado un grave perjuicio por la situación económica del país; los montos se actualizan, pero siempre por detrás de la inflación real; cuando cobren, resultará siendo nada a comparación de lo que tendrían que haber percibido en su momento”, agregó el abogado.

Y completó: “Es un caso sin precedentes. No conozco otra situación con estas características. Lejos de buscar soluciones, hacen todo para no pagar”.

17-11-2023

Te puede interesar
Lo más visto