Último momento

El mejor tatuador de realismo es de Jesús María: “Le agradezco al TDAH”

Se trata del “Chino” Peralta, quien se llevó el primer premio en la Expo Tattoo “Arte sagrado”, realizada el 16 y 17 de septiembre en Villa General Belgrano.

Sociedad 29 de septiembre de 2023 Natalia Balverdi
Chino Peralta

Jesús María. A Raúl Esteban Peralta, pocos lo han escuchado oír, pero al “Chino” Peralta lo conoce todo mundo. Ocurre que el popular tatuador de Jesús María volvió de la Expo Tattoo, “Arte sagrado”, realizada el 16 y 17 de septiembre en Villa General Belgrano, con doble estatuilla: primer premio en la categoría “Realismo Full Color”, y tercer lugar en la competencia general. 

El Chino, quien empezó a dibujar a sus cortos cinco años de vida, asegura que siempre fue un artista meticuloso pero que fue recién hace dos años, cuando fue diagnosticado con el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), que entendió los porqué de su perfeccionismo.

“Me encanta. Sin esto, no hubiera logrado todo lo que logré con el arte gráfico”, dice sobre el TDAH. “Lo lindo de esta particularidad, es que focalizas en las cosas que más te gustan y las reforzar y no paras. Siempre estás cambiando, buscando estilos nuevos, haces cosas nuevas. No te quedas quieto”, cuenta, quien ya cursa diez años de carrera profesional en el tatuaje. 

Las claves del éxito

Se podría decir que hay dos columnas que atraviesan el trabajo de El Chino y, en particular, la pieza con la que ganó: el amor, ya que su obra fue plasmada en una de las piernas de su novia; y técnica y disciplina. 

“Como le dije a mi novia: El tatuaje que logramos, tiene tanto de nosotros dos juntos… apenas llegamos, en la puerta del hostel, había un zorro sentado esperándonos. Fue mágico. Este tatuaje le gana a cualquiera”, dijo. 

Y “No bajar la calidad. (…) En mi caso, no he bajado de calidad por este ‘toc’, esta necesidad de hacer detalles. Necesito que a la pieza me quede tal cual”.

El nene inquieto que hacía dibujitos en clase

La historia de El Chino es, posiblemente, la de tantas otras personas que desconocen tener TDAH, porque parece haber tenido una infancia, una adolescencia y una juventud que se repite en muchas aulas: siempre fue “el chico que se ‘cuelga’ en clases, haciendo dibujitos”. 

“Los preceptores me llamaban la atención porque vivía dibujando el pizarrón, en las mesas (…) Es muy lindo poder darte cuenta o darle un nombre a lo que tenés porque ahí se empiezan a solucionar cosas. La ira, por ejemplo. Mi cable a tierra es el arte”, dijo. 

Tras la secundaria, iniciaría sus estudios en Diseño Industrial, pero terminó decantando en una búsqueda hacia el arte plástico que lo llevó directo al arte del tatuaje. 

“Valoro el TDAH porque logré romper esquemas. La gente está muy acostumbrada a ideas en grupo, colectivas. Yo siempre fui de ir en contra y eso me permitió crear lo que no era fácil o buscar lo que no se había inventado (…) Mientras más incómodo sea, mientas más difícil sea, ese es el camino. Si uno está cómodo, que no se quede ahí porque esa zona de confort no es buena”. 

Te puede interesar
Paro UEPC

Ultimo día de vacaciones… para algunos

Sociedad 21 de febrero de 2024

Este jueves empezará el periodo de ambientación para los ingresantes por primera vez a los niveles Inicial, Primario y Secundario. No obstante, habrá asambleas de docentes de una hora por turno.