diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

Proyectan restaurar el chalet del Parque de Guyón

La Municipalidad llamó a licitación para recuperar la casa que está en el Parque  Urbano y convertirla en un espacio cultural.

Urbanismo 07 de enero de 2023 Ariel Roggio Ariel Roggio
Casa de Guyón

Colonia Caroya. Una de las últimas ordenanzas aprobadas por el Concejo Deliberante en diciembre pasado fue el llamado a licitación para la restauración y puesta en valor del chalet ubicado en el Parque Urbano María Rosa Fogliarini de Guyón.

La intención de la Municipalidad es contratar mano de obra y materiales por sistema “llave en mano” para recuperar el edificio y convertirlo en un espacio cultural completamente techado, respetando la estructura y diseño dispuestos por la familia que la habitó en el siglo pasado.

Las propuestas se receptarán hasta el 17 de enero en la Mesa de Entradas de la Municipalidad y la adjudicación estará sujeta a la aprobación del Ministerio de Obras Públicas de la Nación.

El plazo de obra estipulado es nueve meses a contar a partir de la fecha de firma del contrato.

El informe técnico de la casona estuvo a cargo de los Arquitectos Hugo Peschiutta, Sara Peschiutta y Ximena Zaya y de las especialistas en restauración Valeria Lauret, Laura Peschiutta y Rocío Guardia. 

El pliego de condiciones detalla todo el relevamiento y las condiciones para el proceso de restauración, que incluye una importante etapa de intervenciones previas de recalce de fundaciones, costura de muros agrietados, consolidación de mamposterías erosionadas, eliminación de agentes bióticos (vegetación invasiva), saneamiento de humedades ascendentes y limpieza de acabados (remoción de grafitis). 

El plano final respeta la disposición del chalet, pero ya establece los sectores que tendrá esa nueva casa cultural: administración, cafetería, baños y salas de exposición, con la puesta en valor de la galería central y el patio interno.

Familia Guyón

La historia de la casona.

El Chalet de Guyón siempre fue un misterio para quienes no conocieron su historia.

Enclavado en Av. San Martín al 900, las nuevas generaciones solo vieron un edificio abandonado en medio de malezas, pero hay vecinos que fueron testigos del esplendor de esa construcción en momentos de armonía y ambiente familiar.

El dueño del lugar -y de tantos otros sitios- fue Andrés Fogliarini, un inmigrante italiano que, según decían, no sabía leer ni escribir, pero que amasó una fortuna en los primeros años de vida de los colonos friulanos en estas tierras.

Fue intendente de Colonia Caroya entre 1902 y 1905.

Como era uno de los pocos adinerados en el pueblo, después de su paso por la función pública  compró acciones del agua de riego que determinarían, en 1910, la creación de Colonia Vicente Agüero, donde Andrés tenía la Estancia El Indio.

Tuvo una sola hija, María Rosa Fogliarini, quien heredó de sus dos líneas sanguíneas más de 30 propiedades.

María se casó con Antonio Guyón, un hombre que trabajaba de maquinista en el ferrocarril. Ese matrimonio cambió su vida: administraba todas las propiedades de su esposa y llegó a ser Senador Provincial.

En la década de 1940, varios años después de la muerte de Fogliarini, Antonio y María Rosa decidieron construir un chalet en el sitio ubicado al lado de la bodega Intihuasi, en “la calle ancha”.

Allí nacieron sus cinco hijos: Antonio Andrés (Chicho); Rodolfo Federico (Nino); Guillermo Amadeo (Pipo); Leonor (Pipina); y Nélida Lucía (Porota).

El frente que da a la avenida nunca se terminó, aunque se ingresaba por ella y, después de transitar un túnel de árboles, se accedía por la parte posterior, donde estaba la galería.

El chalet tenía siete habitaciones y tres baños, dos comedores y la galería con decoraciones totalmente novedosas. Los muebles y las maderas eran traídas de otros países. Fue una de las primeras casas con teléfono fijo en Colonia Caroya. 

Sus ambientes fueron escenario de importantes tertulias, pero muchas familias caroyenses, amigas de alguno de los cinco hijos, conocieron el interior. 

Al fallecer el matrimonio, los problemas por la herencia llevaron al abandono a uno de los sitios más lujosos de la Colonia.

Recién en octubre de 2010, 25 años después de la muerte de Pipo, los herederos de los 16 inmuebles que quedaban para repartir llegaron a un acuerdo.

El 14 de agosto de 2013, las 19 hectáreas del lote 11 B quedaron saneadas en los papeles.

Una fracción de 2.700 m2 fue adquirida por Antonio Mariano, quien pasó a ser el nuevo propietario de las ruinas del chalet, con intenciones de restaurarlo y subdividir el entorno para hacer un barrio exclusivo.

Pero en diciembre de 2015, apenas asumida la gestión del Dr. Gustavo Brandán, el Concejo Deliberante de  Colonia Caroya declaró al parque de Guyón como reserva parque urbano. De esa manera, se prohibía cualquier subdivisión de tierras y la extracción de árboles.

El 11 de julio de 2017, en un hecho histórico, el Juzgado de Primera Instancia Civil, Comercial, Conciliación y Familia de Primera Nominación procedió a poner en posesión de la Municipalidad de Colonia Caroya el predio de 27.000 m2, con un frente de 135 m y de 200 m de fondo, hasta la Calle 42.

El predio iba a llamarse Bernardo Hughes pero, a pedido de los descendientes, se lo bautizó con el nombre de María Rosa Fogliarini, la “arquitecta” del inmenso parque con especies exóticas y de una vegetación que hoy le da sombra a los miles de caroyenses que disfrutan del parque.

07-01-2023

Te puede interesar

Desmalezado CC

Limpieza de baldíos

Urbanismo 12 de enero de 2023

Es obligación de cada propietario realizar el desmalezado correspondiente en ochavas, sitios baldíos y acequias, entre otros. 

Síntesis del día