diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

Superó el Cáncer de Mama y ahora contiene a pacientes que padecen la enfermedad

Gabriela Ciprián enfrentó un tumor hace siete años. Tras su remisión, se formó para contener a quienes sufren por la misma patología.

Sociedad 30 de octubre de 2022 Natalia Balverdi
Gabriela Ciprián

Jesús María. Gabriela Ciprian es una vecina de esta ciudad que tras su remisión del Cáncer de Mama decidió formarse en biodecodificación y coaching ontológico para acompañar a personas con la enfermedad, en su proceso de sanación. 

Licenciada en Kinesiología y Fisioterapia, mamá de Ariel y Sabrina, viuda del siempre recordado José Luis Daniotti, Gabriela inició un camino de sanación espiritual -durante el Cáncer- que la ayudó a sobrellevar su propio dolor y el de sus seres queridos, razón por la cual decidió ponerse a disposición de quienes necesiten fortaleza.

Asegura que la vida nos prepara para atravesar el dolor, pero hay que aceptar el proceso: en 2015, su madre perdió la vida tras dos años de padecer Cáncer de Colon. A los seis meses, Gabriela fue diagnosticada de Cáncer de Mama y decidió abrazar el camino espiritual.

“No lo podía creer... otra vez pasar por lo mismo; fueron muchas emociones encontradas, pe- ro yo ya había empezado a mirar el tema de las emociones y su relación con la enfermedad, así que fue un tiempo que pasé conmigo misma”, cuenta.

Pronto llegó la extirpación del tumor y luego, los rayos. “¿Por qué me tocó una vida de tanto sufrimiento? ¿Por qué me enfermo si soy buena, si soy profesional de la salud?”, se preguntaba Gabriela, quien había vivido al servicio del prójimo y debía enfocarse en sí misma. 

Algunas de esas preguntas fueron las que la iniciaron en el camino de la meditación, del yoga y, luego, de otras terapias: “Empecé a conectar con mi cuerpo. Empecé a descubrir que tenía el amor malentendido: me di cuenta de que hacía todo por los otros y nada para mí”. Ese reconocimiento la llevó a entender que el proceso de aceptación y sanación espiritual empieza por mirarse hacia adentro. 

“Gabi” destaca que “tenía muchas conversaciones internas” y, en esa “necesidad de aquietar la mente”, fue que decidió aprender a entender y controlar esos sentires y capacitarse para poder ayudar a otros a transitar la enfermedad: “Hice biodecodificación y empecé a formarme; desde allí, a la enfermedad la vi como una oportunidad de cambiar. Miedo había, pero estuve conectada con mi voz interior (...) Hoy lo hago para acompañar a otros”. 

En este camino, Gabriela decidió abrir su centro de rehabilitación, salud y estética tres días de la semana para acompañar a personas con Cáncer y en agosto pasado comenzó a dictar talleres de coaching para personas que necesiten ayuda, en el Hotel Jesús María.

“Para mí, el Cáncer fue una oportunidad; estaba dormida en mi zona de confort; eso me hizo despertar, tomar conciencia y por eso quiero ayudar”, concluye.

30-10-2022

Te puede interesar

Escuela PROA CC

Avanza la escuela PROA

Sociedad 10 de noviembre de 2022

Al nuevo edificio le falta el 35 por ciento para estar habilitado. Estiman que el ciclo lectivo 2023 comenzará en la nueva casa.

Síntesis del día