diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

El futuro de Ascochinga

En la Reserva Natural de la Defensa volvería a funcionar una pista de aterrizaje abandonada. La comunidad pide que se haga un plan rector.

Sociedad 10 de febrero de 2022

Ascochinga. El lunes se reunió en el Hotel Golf el Comité de Gestión Local de la Reserva Natural de la Defensa.

Participaron el administrador de la Reserva, Brig. Pedro Notti; el director de la Regional Centro de Parques Nacionales, Biol. Facundo Fernández; representantes de Defensa Civil, de la Mesa del Agua y vecinos de la zona.

El Comité de Gestión Local es una instancia contemplada dentro del acuerdo entre Parques Nacionales y el Ministerio de Defensa de la Nación para administrar las distintas reservas naturales de la Defensa que hay en todo el país.

Son territorios que administran las fuerzas armadas y, para preservarlos de un uso inmobiliario que puedan afectarlos, están protegidos de manera especial. 

Por su parte, Parques Nacionales aporta asesoramiento para preservar su biodiversidad.

En el caso de Ascochinga, está a cargo de la Fuerza Aérea Argentina.

En la reunión se abordaron dos temas: la rehabilitación de una pista de aterrizaje para usarla en situaciones de riesgo y la participación de la ciudadanía en el Comité de Gestión.

 

La pista.

El complejo de hoteles de Ascochinga tiene una pista de aterrizaje de tierra, de 1500 m de largo por 30 m de ancho, situada en forma paralela a la Ruta Provincial E-53, en sentido Norte-Sur. Otra pista de menor extensión la cruza de Este a Oeste.

Consultado por el tema, el Brig. Pedro Notti explicó que “se hizo una primera reunión a pedido del Plan de Manejo del Fuego de la Provincia; Claudio Vignetta, que es el responsable, vino a ver la pista, lo que habría que hacer para tenerla operativa nuevamente, y se manifestó interesado en recuperarla porque sería un punto de abastecimiento de agua que les permitiría ahorrar tiempo y costos en medios aéreos; por ejemplo, en vez de necesitar dos aviones podrían trabajar con uno solo porque estarían cerca de los potenciales focos de incendio”.

Ahora estudian las ventajas y perjuicios que tendría su habilitación y su impacto ambiental, “para ver qué se afecta y cómo se recuperaría”.

En este punto no hay acuerdo con La Mesa del Agua: sus integrantes temen que la pista pase a tener uso turístico y atraiga inversores que empeoren la situación ambiental desmontando y alterando los cursos de agua. Esto ya ocurre en la zona y el poder del dinero hace que sea un tema silenciado. Ciertamente, han multado empresarios por usar desvíos de ríos y arroyos para riego de canchas de polo.  

La Mesa del Agua tiene peso en la zona. Notti lo reconoció: “Participaron activamente cuando se trató el tema de la construcción de un dique en El Carapé y gracias al aporte de la comunidad no se hizo, porque hubiera afectado negativamente a la reserva”.

Para evitar decisiones erróneas en tal sentido es indispensable tener un plan de gestión. 

 

El plan rector.

Fue el segundo tema de la agenda del lunes. Notti informó que “está a mitad de camino”.

En su elaboración es especialmente importante la participación de la Dirección de Parques Nacionales.

Esta trabaja desde 2013 en la zona, luego de un incendio que afectó a toda la región y a raíz del cual la Municipalidad de La Granja pidió su intervención y asesoramiento en prevención y combate de incendios forestales.

Años más tarde, este organismo firmó un convenio con el Ministerio de Defensa de la Nación para crear el sistema de áreas protegidas de la reserva. 

Para entonces, organizaciones de la comunidad ya trabajaban sobre la posibilidad de que el área protegida bajo custodia de la Fuerza Aérea Argentina pasara a integrar ese sistema. Por ese motivo, Parques Nacionales propuso que Ascochinga fuera incorporada al mismo.

En la Reserva, el poder de Policía es del Gobierno de la Provincia porque las áreas naturales de la Defensa son jurisdicción ambiental del mismo debido a que no hay una ley de cesión como en el caso de los parques nacionales.

En consecuencia, cada vez que hay un problema interviene la Policía de Córdoba.

Hoy, lo más complicado es la caza furtiva. Los guardaparques que trabajan en Ascochinga notifican cualquier situación de este tipo a la Subcomisaría de La Granja y le dan intervención a la Secretaría de Ambiente de la Provincia y al municipio.

También está protocolizada la atención de emergencias: hasta el hotel de Ascochinga hay cobertura de un servicio privado y en el camino del Pungo, hacia La Cumbre, la Municipalidad de La Granja se hace cargo de la asistencia.

Todavía queda mucho por hacer y por discutir. En las formas hay consenso, pero el contenido del plan rector generará, muy probablemente, diferencias a la hora de garantizar la preservación del medio ambiente.

Dentro de la Reserva hay dos hoteles, uno de los cuales podría ser privatizado. Por otro lado, no aparece en el horizonte otra alternativa para poder reabrirlo. 

También está la cancha de golf, una de las mejores de la provincia. 

Y en los alrededores hay emprendimientos turísticos de propietarios muy poderosos, en medio de los últimos territorios vírgenes para desarrollos inmobiliarios. 

Todo esto influirá en la decisión final y la regulación ya no sólo es importante, sino urgente.

10-02-2022

Te puede interesar

Síntesis del día