La región avanza en el pedido de un Juzgado de Violencia familiar y de Género.

Sociedad 14 de abril de 2021
Los intendentes de la microregión se reunieron con el Juez Pelliza Palmes para consensuar criterios de actuación ante la suba de denuncias. En los últimos seis meses hubo dos femicidios.

Colonia Caroya. Los intendentes de Colonia Caroya, Dr. Gustavo Brandán; de Jesús María, Luis Picat; y de Sinsacate, Carlos Ciprián, se reunieron con el Juez Civil, Comercial, de Conciliación, de Familia y de Violencia de Género, Mariano Pelliza Palmes, para avanzar en la firma de un convenio y preparar el anuncio de un proyecto de ley para la zona.

También  estuvieron funcionarios de las áreas de género de cada municipio, quienes explicaron la situación actual, sus recursos, lo que falta y algunas estadísticas recientes.

La intención es aunar criterios en el abordaje de los casos de violencia. La zona está en lo más alto del ranking provincial en cantidad de denuncias.

En ese marco, acordaron firmar un convenio que permita el tratamiento de los casos de una manera más eficiente y ágil. Incluye la creación de un observatorio y la capacitación de equipos técnicos.

Será el primer acuerdo de estas características en la provincia, con la particularidad de estar gestionado por tres intendentes de diferentes colores políticos que tienen la misma mirada sobre esta problemática.

 

Los equipos disponibles.

Desde septiembre de 2019 funciona la Mesa de Trabajo entre las tres localidades y el Poder Judicial. Luego de un año de pandemia, se reactivó ahora.

Colonia Caroya tiene una Oficina de Género que cuenta con una psicóloga y por la demanda debe recurrir a otra colega que presta servicios en otra área. Se suman al equipo, una trabajadora social y un abogado que acompaña a las mujeres en el proceso judicial.

En el último trimestre de 2020 se realizaron 85 intervenciones de asistencia a mujeres en situación de violencia, pero sólo en enero de este año fueron 67 intervenciones, de las cuales 13 eran “urgentes”, “graves” o “de alto riesgo”. En febrero fueron 58 situaciones más que necesitaron el acompañamiento municipal.

En Jesús María, el Área de Género trabaja desde 2019 y tiene dos psicólogas para atención individual y grupal y una más para promoción. 

Trabaja con el espacio GenerARTE, abierto hace unos meses y al que asisten 41 mujeres que reciben contención psicológica y aprenden en talleres culturales, de oficios y con espacios de acompañamiento para sus hijos. 

Sinsacate  cuenta con una psicóloga, dos asistentes sociales y una abogada. Una cooperativa de trabajo empodera económicamente a las mujeres. 

Los tres intendentes y sus equipos técnicos coinciden en que la pandemia provocó un aumento de denuncias, mayor demanda de asistencia y un “desborde” para los profesionales que deben atender muchos casos a la vez. 

Con ese panorama, redactaron un proyecto de ley que tendrá el aval de los tres mandatarios locales y legisladores de dos diferentes departamentos para crear el Juzgado de Primera Instancia en Violencia Familiar y de Género.

14-04-2021

Te puede interesar