La producción de biocombustibles, clave para el desarrollo regional.

Economía 11 de abril de 2021
Legisladores de la Comisión de Ambiente visitaron el jueves un establecimiento ejemplo de la bioeconomía y la economía circular: “Las Chilcas”.

Villa de María. “Tenemos una empresa muy diversificada; hoy estamos focalizados, principalmente, en energías renovables, basados en una economía circular con generación de valor agregado”, dice Mario Aguilar Benítez, propietario y director del establecimiento en el que trabajan 91 empleados aplicando tecnología e innovación de manera sustentable.

“Las Chilcas”, ubicado entre las localidades de Rayo Cortado y Villa María de Río Seco, en el Norte de Córdoba, produce granos de maíz y soja que son reutilizados para generar nuevos productos. “El objetivo es convertir estos granos en distintos productos: biocombustibles, carne porcina y bovina; con una economía circular, logramos reutilizar cada desperdicio de una unidad de negocios y transformarlo en un nuevo producto o insumo para la próxima unidad de negocios”, explica.

Un biodigestor convierte los desechos de la granja porcina y de la producción bovina en gas metano, que quemado en una caldera produce la energía para alimentar la planta de bioetanol. “El biodigestor produce también un fertilizante, que será utilizado para fertilizar el maíz que se produce para tener carne vacuna, biocombustible y alcohol”, agrega el ingeniero Javier Williams.

En este contexto, la aprobación de la prórroga de la ley de biocombustibles es clave para poder sostener la continuidad de la producción y las fuentes de empleo. “La importancia que tiene hoy la ley de biocombustibles en Argentina es crucial; es lo que define si como país y como sociedad queremos ir hacia el cuidado del ambiente y hacia intentar, de a poco, de dejar de consumir combustibles fósiles para mejorar nuestra huella ambiental; hoy por hoy, los biocombustibles tienen un 70 por ciento menos de impacto ambiental”, dice Benítez.

11-04-2021

Te puede interesar