Limpieza urbana y tratamiento de residuos: los nuevos desafíos que planteó Luis Picat.

Urbanismo 26 de febrero de 2021
El Intendente hizo el primer cambio en su gabinete: reemplazó al subsecretario de Ambiente y Servicios Públicos. A fines de marzo quiere que el predio de disposición final de residuos mejore la selección y que la ciudad esté más limpia.

Jesús María. El intendente Luis Picat hizo su primer cambio en el gabinete: Oscar Peralta reemplaza a Javier Vázquez como subsecretario de Ambiente y Servicios Públicos.

“Vázquez no es vecino de Jesús María y necesitamos que quien ocupa ese cargo tenga abierto el teléfono las 24 horas, como lo hago yo y todo mi equipo; al no vivir aquí, no puede hacerlo”, explicó Picat al ser consultado por los motivos de la decisión.

La Subsecretaría de Ambiente y Servicios Públicos tiene a su cargo la limpieza urbana, un tema sensible y por el cual hay muchos reclamos. Para colmo de males, era una de las fortalezas de las gestiones anteriores, en especial a partir del gobierno de Marcelino Gatica.

En esos años, el actual Intendente estuvo a cargo de esta área y generó cambios muy importantes, ya que incorporó tecnología en el predio de disposición final de los residuos, Camino a Nintes, y diseñó un sistema de selección y separación que, lamentablemente, no tuvo continuidad mientras estuvo Gabriel Frizza en la Intendencia. 

Por eso, el desafío es recuperar el nivel de entonces en una cuestión que preocupa a todos los gobernantes.

 

¿Qué falló?

Picat le atribuye a la pandemia la mayor parte de los problemas que enfrenta en materia de higiene urbana: “Fue un año complicado, no se pudo trabajar todos los días, restringimos la frecuencia de recolección a tres días por semana y algunas veces se nos resentían las cuadrillas porque había trabajadores aislados. Así, los vecinos se desorientaron acerca de cuándo había que sacar la basura y se mal acostumbraron con los voluminosos. Además, el encierro provocó un desorden en el comportamiento vecinal”.

No obstante, no oculta que hubo cierta desorganización, que carecen de equipamiento en buenas condiciones para la prestación del servicio y que toda el área necesita una reestructuración.

“Pero también hay nuevos desafíos por delante y poco tiempo para implementarlos; hace de octubre que venimos analizando los cambios y dando algunos pasos para lograrlos”, añade el Intendente.

La elección de Oscar Peralta para reemplazar a Vázquez se sustenta en su buen desempeño en el área de Saneamiento: “Ha demostrado tener una gran capacidad para la resolución rápida de reclamos diarios. De hecho, últimamente no tenemos quejas por el servicio de agua y ha logrado solucionar los problemas de abastecimiento en Sierras y Parque, que eran reiterados. Yo me baso en algo muy simple: cuando el vecino agota todos los medios de queja porque no le resuelven por lo que reclama, termina hablándome por teléfono o en la calle. Y esto no me pasó nunca con Oscar”.  

 

Lo nuevo. 

Las modificaciones en el servicio serán, en forma paralela, en la organización de los recursos, la disposición de herramientas y el pro- ceso de tratamiento de los residuos.

Ahora están haciendo obras civiles en el predio de disposición final, atrasadas por los días de lluvia, y están reparando varios equipos. El 15 de marzo esperan contar con nuevas palas y la fecha tope para poner en marcha la cinta con la cual seleccionarán la basura es el 30 de marzo.

Esta es la misión que tiene Vázquez, quien tras ser relevado en como subsecretario se abocará a la organización del basural de camino a Nintes.

Además de volver a poner en marcha la cinta transportadora para hacer la selección de residuos recuparables, la Municipalidad le alquiló a la Empresa VMC Refrigeración S.A. -de Rafaela (provincia de Santa Fe)- una máquina que ha- ce fardos de alta densidad con los descartes del proceso de separación.

Esto facilita el ordenamiento de la basura en el vertedero: se usa de manera eficiente el espacio disponible, se reducen las horas de trabajo destinadas a movimientos de suelo y disminuye la cantidad de lixiviados en el proceso de compactación.

Este enfardamiento también facilitará la tarea de traslado de la basura si en el futuro se decide hacer un centro regional de disposición de residuos.

También rematarán viejos equipos, ya amortizados, y con lo recaudado incorporarán nueva maquinaria.

La flota municipal tiene muchos problemas mecánicos, algunos de los cuales son por mala elección en las compras. Por ejemplo, camiones con caja automática que no son aptos para la tarea que realizan. Una sola reparación le costó a la Municipalidad 600 mil pesos. 

Esta renovación será acompañada con un recambio de capataces, con el objetivo de mejorar el desempeño de las cuadrillas.

 

La parte de los vecinos.

Simultáneamente, la Municipalidad pondrá en marcha una campa- ña para recuperar los hábitos de separación de orgánicos e inorgánicos, poniendo énfasis en los días en que se deben sacar los voluminosos para que sean recogidos por los equipos recolectores.

A este fin, incorporarán nuevos contenedores y los identificarán para facilitar la separación domiciliaria.

Otro tema que encarará la Municipalidad será la regulación del transporte y depósito de escombros y materiales para construcción en la vía pública, con nuevas ordenanzas que harán obligatorio el uso de palets y bolsas contenedoras cuando se trate de volúmenes pequeños y necesiten ser acopiados en las veredas sin posibilidad de ingresarlos al interior del inmueble.

Actualmente, las normativas referidas a este tema tienen un alto grado de incumplimiento.

Picat y su equipo tienen la esperanza de que con estas medidas la ciudad recupere el nivel de orden y limpieza que la caracterizó los últimos años.

26-02-2021

Te puede interesar