Siguen sin aprobar el loteo de Bº Florida Norte.

Urbanismo 26 de noviembre de 2020
La postergación en el Concejo Deliberante responde a problemas administrativos que deben ser solucionados antes de votar el proyecto.
Bloque UCR HCD JM

Jesús María. El nuevo loteo en Bº Florida Norte, en el que el gobierno local tiene 110 terrenos que pondrá a disposición de familias sin vivienda, sigue sin ser aprobado por el Concejo Deliberante por problemas administrativos.

En la sesión de esta semana, los ediles trataron un proyecto de ordenanza para suscribir una adenda modificatoria del convenio de cesión entre la Municipalidad y Elvio Rafael Tessino. Esto es un agregado por cambios en las dimensiones de los lotes, que Tessino debe aceptar. Al parecer, está dispuesto a firmarlo.

El 5 de junio de 2019 fue aprobado mediante ordenanza el acuerdo por el cual el propietario de estas tierras cedió los derechos al municipio, reservándose un 35 por cien-to de las fracciones que surjan de la subdivisión. 

El convenio original fue gestionado por Mariana Ispizua y aprobado con la firma de Félix Naum, a cargo de la Intendencia cuando la titular del Ejecutivo estaba en campaña proselitista. 

Conforme al padrón de asentamiento vigente, los lotes debían tener (10 x 30) m y ahora son más pequeños: redujeron sus dimensiones para que salgan más fracciones.

Al parecer, este no es el motivo de la postergación de la aprobación del loteo por parte de los ediles, sino la aparición de otro paso administrativo obviado hasta ahora, relacionado a un acuerdo de pago con un terreno en ese lugar a un litigante con el que la Municipalidad negoció ese arreglo. 

Otro problema a solucionar es que se debe cambiar en el Código de Edificación el patrón de uso del suelo. Ahí está prevista una zona residencial con lotes grandes y el loteo nuevo no se ajusta a esas dimensiones. Antes de aprobar el loteo, deberán introducir esta modificación. 

 

Son muy caros.

La oposición prestó su acuerdo para que se cambien las superficies de las fracciones, aunque con la salvedad que les parece que el precio no está acorde al objetivo de permitirles el acceso a tierra a las familias sin vivienda. 

Según el bloque de Compromiso Ciudadano, el precio establecido, de 6 mil pesos el metro cuadrado, es el que están cobrando las inmobiliarias. Los concejales pusieron como ejemplo que en varias nuevas urbanizaciones de Sinsacate los lotes están tasados en valores similares y la Municipalidad de esa localidad sacó a la venta sitios de su propiedad a 5 mil pesos el metro cuadrado, en ubicaciones muy buenas.

El loteo de Bº Florida Norte apunta a solucionar el problema de familias de clase media sin tierras para construir, ya sea por su cuenta o mediante planes. Acceder a un terreno en ese loteo les costará mucho: suponiendo que lo compren en 24 cuotas, deberán pagar 62.500 por mes de capital, por un terreno de 250 metros cuadrados. Está muy lejos de la capacidad de ahorro de una familia de trabajadores promedio.

Financiados, se podrán compraren seis cuotas mensuales con 24 por ciento de interés; pagando el 30 por ciento y el saldo 12 cuotas mensuales con 36 por ciento TNA de interés, fija en pesos o en 24 cuotas mensuales con un interés del 36 por ciento TNA para las primeras 12 cuotas  y del 48 ciento TNA para las cuotas restantes, fija en pesos.

Además, una de las exigencias es que construyan en un plazo de cinco años y ocupen esa casa.

Mariana Ispizua opinó: “La idea no es que el municipio se quede con plata, la cuestión es que haga la infraestructura y les facilite el acceso a la vivienda a las familias; si le ponen valor de mercado, no se metan; dejen que lo haga una inmobiliaria”.

Cabe recordar que de los 110 lotes disponibles, en esta primera etapa saldrán a la venta 26, ubicados en dos manzanas.

Para acceder a estos lotes, el proyecto prevé que los interesados sean mayores de 18 años, que no tengan propiedades ni inmuebles en la provincia -edificados o no-, lo mismo que su cónyuge o conviviente.

Además, deberán acreditar residencia mínima de dos años en Jesús María o que trabajan de manera continua e ininterrumpida en esta ciudad por un término no inferior a dos años, en relación de dependencia formal y como monotributistas. 

Por otro lado, ningún adjudicatario ni los integrantes del grupo familiar a su cargo podrán adjudicar más de un lote.

26-11-2020

Te puede interesar