El Presupuesto Participativo permitirá ejecutar obras a pesar que bajó la recaudación.

Economía 28 de agosto de 2020
Se habían presupuestado 6 millones de pesos. Hay proyectos que aún no se pueden hacer porque los proveedores no cotizan. Con acuerdo de los centros vecinales, van haciendo otros trabajos prioritarios.
Presupuesto Participativo 3
Presupuesto Participativo 3

Colonia Caroya. La ejecución del Presupuesto Participativo 2020 tiene obras ya concluidas, en pleno trabajo, en estudio y frenadas por la pandemia.

A fines del año pasado, los vecinos, mediante voto electrónico, eligieron las prioridades de obras para la ciudad y para cada sector, según un listado de necesidades que sugirieron los presidentes de centros vecinales.

Ese es el objetivo de esta herramienta de participación: la comunidad decide a qué obras o programas va parte del presupuesto municipal del año. 

Sin imaginar la complicada situación económica del municipio este año por la baja recaudación derivada de la pandemia por el COVID-19, hace casi un año se elegían obras costosas como las más urgentes a ejecutar.

Cabe destacar que, aunque se haga un presupuesto, el número final real es sobre lo recaudado durante el año.

Para este 2020, la obra más votada es la que deberá esperar: reconstrucción de las veredas de la Av. San Martín.

Ese fue un pedido generalizado, pero especialmente solicitado por las personas mayores que no sienten que puedan caminar seguros en la arteria más importante de la ciudad.

La condición de hacer la vereda y trasladarle el costo al frentista –así lo indica la ordenanza- no es una decisión que las autoridades quieran tomar en este momento.

En cambio, sí se avanza con la construcción de las sedes de los centros vecinales. Actualmente, por orden de prioridad, se traba en las de los barrios Juan Pablo II, San Nicolás y Puesto Viejo.

 

Carteles, luces y plazas. 

En todos los barrios hay pedidos de señalización de calles para los cuales se han encargado caños y chapas, y de más luminarias LED.

Sobre este último punto, la Municipalidad acaba de adquirir 200 aparatos a un costo de 4,5 millones de pesos para dotar de luces de bajo consumo energético a cuadras de la zona urbana y a lotes de la zona rural.

El Presupuesto Participativo 2020 apuntó  a nuevas plazas y refacciones de las ya existentes.

Dotar de espacios verdes a la ciudad fue uno de los objetivos de la gestión desde el año 2015 y aún siguen generándose proyectos para crear más.

Malabrigo quiere un parque lineal sobre el sector de las vías del Ferrocarril; Puesto Viejo avanza con su plaza, que también tendrá la sede vecinal; Tronco Pozo está negociando el terreno para tener la suya; Aires de Caroya y La Vendimia esperan perimetrar los espacios elegidos para la recreación; y el resto pide equipar las plazas creadas con nuevos juegos o con paneles solares que permitan la carga de celulares (algunas ya lo tienen).

El control de la ejecución se hace desde los centros vecinales y la Dirección de Participación Ciudadana, actualmente a cargo de Juan Pablo Prosdócimo. 

 

Las obras más votadas y su estado.

• Para la toda ciudad:

reconstrucción de veredas de Av. San Martín (43%). En estudio.

• Para la Zona 1 (barrios del Oeste):

Veredas en Calle 172 Marcos Perdía (64%). En estudio.

•  Para la Zona 2 (zona rural):

Terreno para la plaza de  Tronco Pozo (83%).En negociación.

• Para la Zona 3: (zona urbana Oeste):

Más cámaras de seguridad (47%). En estudio.

• Para la zona 4: (zona urbana Este):

Cerramiento del canal de desagües de Calle 52. Obra finalizada.

28-08-2020

Te puede interesar