Jesús María: este jueves comenzó un censo social.

Política 05 de agosto de 2020
Empleados municipales debidamente identificados visitarán los domicilios de 9:30 a 14:30. Harán preguntas sencillas y no pedirán datos personales. Quieren información básica para planificar.
Aérea de Jesús María

Jesús María. La Municipalidad de esta ciudad realiza un relevamiento socio sanitario para conocer el impacto de la pandemia del COVID-19 en nuestra comunidad.

“Su objetivo es contar con información concreta de lo que está pasando con la realidad socio-económica de toda la ciudad”, sintetizó el intendente Luis Picat.

La última información de que dispone la Municipalidad es del Censo Nacional de Población y Vivienda 2010 y, como este año debía hacerse otro censo y se suspendió por la pandemia, las autoridades locales podrían contar con  datos poblacionales recién en 2023.

Por ahora, sólo dispone de los relevamientos hechos a partir de los programas sociales en marcha, pero abarca un 30 por ciento de la población. Mucha de esta información se obtiene y actualiza a través de los centros de salud.

“Además, el esquema de pandemia, seguramente, ha cambiado la matriz socio-económica de la ciudad -aclaró el Intendente-. Si contamos rápido con esos datos vamos a poder diagramar programas acordes a la situación que se está viviendo y no basada sólo en la sensación de los funcionarios a partir de estos pocos números”.

Desde que la Nación lanzó la Tarjeta Alimentar, han sumado información de sus beneficiarios y la relacionada a la AUH, el IFE y la Tarjeta Social de la Provincia. Entre todos los programas, pudieron relevar unas 3 mil personas más los 2.200 que reciben asistencia del Paicor. Otras 1.000 son ayudadas en forma constante por la Municipalidad.

“El problema es que estamos hablando sólo de la necesidad de asistencia alimentaria, pero no nos dice nada acerca de la situación habitacional, no da cuenta de temas relacionados a la salud, o discapacidad, las posibilidades de ir a la escuela o trabajar; y el sistema no  llega a todos porque no todos reciben los mismos planes”, aclaró Picat.

Este censo local será hecho por 15 empleados municipales que recorrerán los domicilios para recabar información sobre la situación económica, sanitaria, habitacional y social de los vecinos.

La recolección de la información es muy rápida, tiene como soporte un celular georeferenciado -igual al sistema del Turnero Digital y del Centro de Reclamos- y el cuestionario tiene preguntas rápidas.

Los datos se cargan y actualizan automáticamente. Por lo tanto, el procesamiento de los datos recabados será rápido.

“Siendo optimistas, creo que en 30 días vamos a tener resultados”, aclaró el titular del Ejecutivo.

No obstante, sacar conclusiones demandará mayor tiempo y análisis.

 

Para conocernos mejor.

También espera tener en funcionamiento el Centro de Estadísticas, que estará asociado a la Encuesta Permanente de Hogares, del INDEC.

El organismo nacional releva da- tos en grandes centros poblacionales. Con la misma metodología, la Municipalidad hará lo propio a nivel local. Esta encuesta permanente ya se aplica en Villa María y las autoridades de esa ciudad compartieron sus conocimientos con las de Jesús María, mediante un convenio con la Facultad de Ciencias Económicas. A fin de año estarán preparados los encuestadores y “cada trimestre tendremos información actualizada y validada por nosotros”, se entusiasma Luis Picat.  

Esta base de datos también será de utilidad para inversores, instituciones, ONGs y profesionales que deseen hacer investigaciones sociales, por ejemplo. “Y para compararnos con otras ciudades parecidas”, agrega el Intendente.

 

¿Cómo es el relevamiento?

Personal debidamente identificado recorre los domicilios entre las 9:30 y las 14:30, de lunes a viernes.

Las identificaciones llevan fotografía del agente municipal y un código QR, que podrá ser escaneado por la persona relevada para corroborar que es personal autorizado.

Las visitas se realizarán cumpliendo  estrictamente el protocolo de bioseguridad: los agentes contarán con medidas de protección como barbijo y alcohol en gel. Las consultas se realizarán desde el exterior de la vivienda, respetando en todo momento la distancia social de 2 metros y el contacto físico.

Los vecinos no deberán dar datos identificatorios, como nombre, apellido o número de documento; y la información brindada se registrarán en una aplicación que será, exclusivamente, de uso municipal, cuyos indicadores se actualizarán en tiempo real.

La realización de este censo no tendrá costos extras para la Municipalidad, ya que se hará con el personal actual, en el horario de trabajo habitual, y con las herramientas informáticas de que dispone el gobierno local. “Estamos usando los mismos recursos que ya tenemos”, amplía Picat.

Por seguridad, se hace durante la mañana y siguiendo un estricto protocolo para respetar el distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

La Municipalidad apela a la buena voluntad  de los vecinos al momento de contestar las consultas, para poder contar con información de calidad, lo que permitirá evaluar la situación real de los ciudadanos e implementar políticas públicas para mejorar su calidad de vida.

El Intendente sostiene que es una “actividad solidaria porque con esta información podrán hacer programas más eficientes, tratando de que los esfuerzos no se superpongan y no se gaste dinero en  políticas que no solucionarán lo que hay que solucionar”.

Su aspiración es llegar a censar toda la población, pero no niega que será difícil lograrlo: “Con que lleguemos al 60 o 70 por ciento contaremos con una gran base para lograr hacer tendencias”.

 

Medidas de seguridad durante la entrevista

1. El agente debe identificarse con el vecino a través de las credenciales que le provea la Municipalidad, sin tomar contacto estrecho en ningún momento.

2. El agente debe utilizar barbijosiempre, no tiene que llevar las manos a su cara y debe desinfectarse de manera permanente, particularmente luego de tocar espacios comunes como timbres o picaportes.

3. El personal municipal no deberá ingresar al domicilio ni compartir objetos del vecino, como vasos, mate, sillas.

4. Se deberá mantener  el distanciamiento social  con el vecino de 2 metros, al igual que con los demás agentes municipales.

5. No existirán soportes físicos con el que el vecino deba estar en contacto. No se deben hacer firmar planillas ni compartir elementos.

05-08-2020

Te puede interesar