Calles peligrosas.

Policiales 04 de julio de 2020
Tres hechos policiales en el comienzo del fin de semana deben llamar a la reflexión: cuando la propia integridad y la de los demás están en riesgo. 
departamental colon de policia
departamental colon de policia

Jesús María. La Policía debió actuar en esta ciudad en tres hechos que pudieron terminar peor para sus protagonistas y para quienes, ocasionalmente, se los hayan encontrado en la calle.

El primero de ellos ocurrió el viernes a la tarde, en la costanera del río Guanusacate, y deja más interrogantes que certezas.

Por razones aún no establecidas, los policías encontraron una motocicleta tirada en la calle y cerca del río tres menores de edad tendidos en el suelo.

Un servicio de emergencias los asistió. Uno de ellos, de 17 años, tenía fracturada la muñeca derecha y escoriaciones en el rostro. Los otros dos tenían 14 años. Uno presentaba una herida cortante en la pantorrilla izquierda y el otro, traumatismo de cráneo moderado y politraumatismo varios con pérdida de conocimiento.

¿Se accidentaron solos? ¿Los atropellaron? ¿Hubo un incidente entre ellos? ¿Por qué había tres heridos y una sola moto? ¿Cuál conducía?   

 

Más que halitosis.

Esa misma noche, a las 22:40, una patrulla observó un Renault Clío blanco circulando  por la calle Italia a gran velocidad y al llegar a la calle Norteamérica realizó una maniobra peligrosa.

Cuando lograron detener su marcha, el conductor estaba en estado de ebriedad -fuerte halitosis alcohólica-. Para resguardo de su integridad física, quedó detenido y le secuestraron el automóvil.

Más tarde, a las 2:50 del sábado, otra patrulla detectó en la calle Salta un Fiat Duna rojo zigzagueando y al llegar a la calle Ing. Olmos detuvo su marcha a punto de impactar contra otro vehículo que se encontraba estacionado.

Al controlar el conductor, de 32 años de edad, presentaba halitosis alcohólica y terminó acompañando al conductor del Clío.

04-07-2020

Te puede interesar