La violencia de género recrudece con el aislamiento obligatorio.

Locales 26 de junio de 2020
En Jesús María, la Unidad de Políticas de Género hizo el acompañamiento y seguimiento de 15 mujeres, pero atendió 300 demandas por distintos temas y derivó a centros de atención de otro nivel a más de medio centenar de casos.
Violencia de Género en cuarentena

Jesús María. Mabel Bianco es una médica argentina muy comprometida con la problemática de género y, en especial, en cuestiones relacionadas al VIH en mujeres.

Apenas habían pasado dos semanas de cuarentena y advertía: “Cuando en una casa hay antecedentes de violencia contra mujeres y niñas, el encierro tiende a que reaparezca y sea más grave. Cuando no hay antecedentes claros, por la convivencia forzada puede aparecer la violencia de género. Por supuesto, si antes de la cuarentena había abuso sexual infantil de alguna niña o niño, en la cuarentena esto va a continuar y con mayor frecuencia, a pesar de estar todos presentes”.

Estos efectos indeseados del aislamiento explican también la cantidad de femicidios que están ocurriendo.

El gran esfuerzo de las autoridades ha sido cómo brindar acompañamiento. Entonces, además de los lugares para aislar a los sospechosos de Coronavirus, se necesitan lugares seguros para poder trasladar a las mujeres con sus hijos en caso de violencia.

En Córdoba, según datos del Poder Judicial, las consultas y denuncias telefónicas en las líneas habilitadas fueron, en promedio, alrededor de 300 por día y fueron detenidos medio centenar de hombres por semana, acusados por este delito desde la vigencia del decreto nacional de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Del total de las consultas y denuncias, dos tercios corresponden a violencia de género, abuso sexual y violencia familiar; el 23 por ciento a violaciones a las medidas de restricción; y el 11 por ciento a situaciones de violencia cometidas sobre terceras personas, sean vecinas, amigas o conocidas.

Las llamadas son derivadas a un equipo compuesto por 100 profesionales del Derecho, el Trabajo Social y la Psicología, que responden las consultas, brindan asesoramiento y receptan denuncias.

Las víctimas disponen de asistencia profesional y contención por parte de la Brigada de Protección Integral a la Mujer, además de alojamiento, ayuda económica y alimentos en los casos que se requiera.

 

No somos una isla.

En este lapso, la Unidad de Políticas de Género de Jesús María realizó el seguimiento y acompañamiento de 15 denuncias por violencia de género, en articulación con el Ministerio de la Mujer.

Cabe añadir que la contención del grupo familiar en situación de violencia es abordada en conjunto por esta Unidad y la de Niñez, Adolescencia y Familia, quien vela por los derechos y el bienestar de los menores involucrados.

Algunos casos requieren de atenciones específicas de otros niveles. Por eso, durante la cuarentena se hicieron 53 derivaciones y articulaciones coordinadas con el Polo de la Mujer, la Unidad Judicial de Jesús María y los Tribunales de Violencia Familiar, garantizando el resguardo y acompañamiento a la mujer y teniendo en cuenta protocolos acordes a la emergencia  sanitaria.

También se potenciaron las articulaciones con los centros de Atención Primaria de la Salud y derivaron casos a localidades aledañas, como Colonia Caroya, Colonia Tirolesa, Villa del Totoral y Deán Funes.

En Jesús María, en los 100 días de cuarentena, el Equipo de Asistencia a cargo de Anahí Rodríguez realizó 300 seguimientos, que incluyeron llamados telefónicos para contención psicológica, gestión de IFE, entrega de módulos alimentarios y recursos de primera necesidad, gestión de becas de emergencia del Polo Integral de la Mujer y articulación con la Agencia de Desarrollo Económico.
 
A dónde acudir

- Unidad de Políticas de Género de la Municipalidad de Jesús María.
Cel. 03525-15530464 


- Ministerio de la Mujer de Córdoba.
Tel. 0800-888-9898
 

26-06-2020

Te puede interesar