“En la cuarentena hubo un aumento de consultas por ingesta de alcohol”.

Locales 26 de junio de 2020
En la Semana Provincial de Prevención del Consumo de Drogas, desde la Oficina de Consumos Problemáticos de Colonia Caroya analizaron la realidad que se vive puertas adentro de cada hogar.
Tomando alcohol

Colonia Caroya. Del 22 al 29 de junio se realiza la cuarta edición de la Semana Provincial de Prevención del Consumo de Drogas, organizada por la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones del Ministerio de Salud de Córdoba.

Este año se abordan cuatro lineamientos centrales: alcohol y embarazo; alcohol y lactancia; consumo de tabaco y escenario pos aislamiento.

A partir de estas temáticas se realizan diferentes actividades para la prevención del consumo de drogas y promoción de la salud, en más de 100 localidades del interior donde funcionan los Centros de la Red Asistencial de las Adicciones de Córdoba (RAAC).

Una de ella es Colonia Caroya, donde también funciona la Oficina municipal de Consumos Problemáticos, a cargo de Sabrina Piccioni.

“La ciudad tiene un problema distintivo por el consumo de alcohol, especialmente en varones; hubo un aumento de consultas durante este período de cuarentena”, reflexiónó la responsable del área.

Al mismo tiempo, aseguró que el aislamiento social en toda la comunidad “lo único que hizo es profundizar las problemáticas que ya venían de antes”.

“El consumo de alcohol no es un tema de la cuarentena, pero se ha visto profundizada; el por qué usan el alcohol como vía de escape, depende de muchos factores, pero no podemos obviar que en Caroya el alcohol, simbolizado principalmente por el vino, tiene una implicancia cultural, como un ritual; es la sustancia de mayor y más fácil acceso. Pero no deja de ser un consumo problemático”, añadió.

Asimismo, recalcó que “muchas personas que necesitarían tener un tratamiento no cuentan con los medios tecnológicos suficientes” y esa condición no ayuda en el trabajo de la oficina.
 
El alcohol en el embarazo.
Esta semana, técnicos de la campaña provincial  #MamáCeroAlcohol, dieron detalles de un relevamiento en mujeres embarazadas o en período de lactancia.

El 77 por ciento afirmó no haber consumido “ni una gota” de alcohol durante ese tiempo, pero el resto afirmó que sí están tomado en pequeñas cantidades, creyendo que eso no es causante de daños para el bebé.

“Beber durante la lactancia o el embarazo pude provocar la pérdida del mismo; como así también malformaciones y discapacidad física o intelectual al bebé; y a largo plazo, problemas de conducta o trastornos adictivos”, según el informe presentado.

26-06-2020

Te puede interesar