La nueva ordenanza de Emergencia limitaría algunas facultades al Intendente.

Política 23 de abril de 2020
Según la oposición, lograron impedir la posibilidad que le daba de vender inmuebles y bienes y que no se pongan propiedades públicas como garantía de créditos.
Mariana Ispizua
Mariana Ispizua

Jesús María. En un comunicado titulado “La Municipalidad de Jesús María pasó a ser una empresa del Intendente”, el bloque de Compromiso Ciudadano informó sobre algunos cambios que lograron que se introduzcan en el proyecto de ordenanza de Emergencia Económica, Financiera, Administrativa y Social, aprobado este jueves a la noche.

Aún no fue dado a conocer el texto aprobado, elaborado y presentado por el bloque oficialista, pero Mariana Ispizua asegura: “Aprovecho para agradecer que, al menos, se escucharon las críticas que efectuamos. Logramos que se diera marcha atrás con la posibilidad que le daba al Intendente de vender inmuebles y bienes y también se sacó del proyecto que se pongan inmuebles públicos como garantía para que el Intendente tome créditos”.

A su entender, “es una medida totalmente inconstitucional, que va en contra de la división de poderes, va a dejar sin efecto la posibilidad de control sobre el Intendente y le otorga un ‘cheque en blanco’ para tomar decisiones que pueden llegar a tener consecuencias muy graves, como el endeudamiento, juicios en contra del municipio, medidas graves contra los empleados”.

“Apelo a la sensatez de Luis Picat, espero que no se hagan abusos que puedan ir en contra de los ciudadanos de Jesús María”, amplió.

“Tanto yo como los concejales Mauro Di Poi y Maria José Bechara votamos en contra y siempre, en todo momento, mantuvimos nuestra disposición de trabajar para lo que el pueblo nos eligió. Incluso ofrecimos donar el 100 por ciento de nuestras dietas, algo que fue rechazado”, añadió.

“Luchamos hasta donde pudimos, debatimos, presentamos propuestas y lo seguiremos haciendo porque, repito, para eso nos han elegido”, concluyó.

23-04-2020

Te puede interesar