¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico de toda la familia?

COVID19 26 de marzo de 2020
Por Lic. Daniela Natale (MN 7424), nutricionista, diplomatura en obesidad. 
Daniela Natale

TELAM. En estos momentos de incertidumbre tenemos las emociones a flor de piel y nos invade la ansiedad. Esto es normal por la situación que estamos viviendo, de estar encerrados todo el día conviviendo con la familia y los hijos, algo que no es fácil. Tampoco es fácil estar solo todo el día sin tener contacto con nadie, por eso es importante mantener algunas rutinas o tips para que comer no sea la única opción viable.

 

Consejos:

- Mantener una conexión fluida con la familia a diario con abuelos, padres, tíos; que los chicos llamen también y participen de la comunicación puede alegrar a muchos abuelos. 
- En momentos de estrés, hacer alguna actividad que nos guste como leer, pintar, realizar actividades que nos relajen. 
- Hacer ejercicio regularmente, dormir en los horarios habituales y comer de forma saludable.
- No es el momento para pensar en el peso, en si voy a subir o bajar algunos kilos, pero sí es necesario mantener hábitos saludables, no canalizar lo que nos pasa con comida y evitar tener disponibles cosas muy calóricas. Eso, sumado a una actividad todos los días hará que podamos mantener el peso lo más estable posible.

Recomendaciones para los más chicos.
- Mantener siempre una escucha activa y actitud de comprensión, sin quitar importancia a sus preocupaciones. 
- Es necesario crear rutinas, lo más parecido a sus días habituales, para que la cabeza también se adapte a la nueva situación. 
- Muy importante: establecer horarios de sueño, comidas, estudio, juegos. También es importante que se bañen todos los días y se vistan con ropa cómoda para evitar que estén en pijama. 
- Lo ideal es que los padres busquen actividades que estimulen la creatividad de los más pequeños. El teletrabajo, la falta de materiales, no siempre permiten estar creando nuevos juegos todo el tiempo, por lo que está bien ser flexibles y no sentirse culpables si ven la televisión más de lo habitual. Es lo normal en esta situación.
- Ejercicio físico, aunque sea en casa. La energía de los más pequeños siempre es un problema de canalizar en espacios pequeños. Hacer cualquier tipo de actividad física en familia dentro de las posibilidades como coreografías, saltar, actividades de “mindfulness” o relajación para niños.
- Ser flexibles, pero no tanto, está muy bien. Darles algunas golosinas de vez en cuando, pero que esto no sea a diario ni se genere como hábito. Lo ideal es mantener una alimentación saludable para toda la familia y seguir fomentando el consumo de frutas y verduras. Aunque hay que entender la situación y no volvernos locos.

¿Cómo mantener el sistema inmunológico sano?
En plena emergencia, lo más importante es seguir una dieta que tenga frutas, verduras, cereales integrales, un consumo semanal de carnes y pescado -preferentemente, más pescado- y legumbres en todas sus variedades.

Consumir a diario lácteos -quesos, yogures y leche- y, si es viable, incorporar a diario frutos secos, semillas, palta, aceite de oliva, que son buenas grasas.
Estar bien nutrido es sinónimo de salud. Una persona con hábitos saludables va a estar protegido contra virus.

El problema está en los grupos vulnerables, los adultos mayores o personas que ya tenga de base alguna enfermedad crónica. Hoy sabemos que el Coronavirus afecta a pacientes con enfermedades de base. Las personas con hipertensión, obesidad, diabetes y patologías cardiovasculares tienden a tener una respuesta inmune deficitaria. Al tener las defensas comprometidas se hace más probable que se desarrolle una neumonía grave. La respuesta del cuerpo ante las infecciones, así como la capacidad de recuperación, están directamente relacionadas con el estado nutricional de las personas.

26-03-2020

Te puede interesar