Las dificultades que enfrentan las escuelas.

COVID-19 26 de marzo de 2020
Algunas tienen que ver con las herramientas pedagógicas. Otras con la función de contención social que cumple la escuela en estos días.
Módulos PAICOR

Toda la zona. Para el Ministerio de Educación, los principales objetivos del Nivel Primario son “garantizar a todas las niñas y niños el acceso a un conjunto de saberes comunes, que les permitan participar de manera plena y acorde a su edad en la vida familiar, escolar y comunitaria, como así también ofrecer las condiciones necesarias para un desarrollo integral de la infancia en todas sus dimensiones”.

Sin embargo, la escuela ya no sólo debe preocuparse por los contenidos y los valores, sino que debe garantizar que “la infancia” coma.

En Jesús María hay 2.034 asistentes a los comedores escolares de PAICOR. Una de las primeras dificultades que enfrentaron fue que el viernes 20 de marzo, primer día de cuarentena, sólo asistieron 36 alumnos a comer.

En estos días, algunos docentes y el personal jerárquico de los establecimientos escolares tienen permisos especiales para desplazarse porque deben entregar los módulos que reemplazan la comida diaria. Esta semana, sólo el C.E. Cnel. Pascual Pringles mantenía su comedor abierto para atender a media docena de niños.   

Las municipalidades se han hecho cargo del PAICOR: reciben dinero de la Provincia para que hagan funcionar el programa. Ahora deben repartir los módulos que reemplazan el comedor.

En Colonia Caroya, la Municipalidad los entrega listos para su distribución. En Jesús María, les dan la mercadería y los docentes preparan el reparto.

Pero el presupuesto tiene un “desfasaje”. Mientras el módulo con alimentos para 15 días cuesta cerca de 900 pesos por niño, el Gobierno de Córdoba envía 1027 pesos para todo el mes. ¿Cómo hacen los intendentes? ¿Tienen que poner 500 pesos por módulo? Algunos preguntaron, los mandaron a un mayorista de Córdoba que arma los módulos por 500 pesos, pero -siempre hay un “pero”- ese sólo puede cotizar fideos y hasta la semana próxima no puede cumplir con las entregas. El problema es que la fecha de entrega anunciada por el PAICOR es este viernes.

 

Sin computadoras.

En tiempos de aislamiento, las computadoras escolares no están disponibles.

Las primeras netbooks, entregadas a través del programa Conectar Igualdad aún están en condiciones, pero sus baterías están agotadas. Entonces, las máquinas no se encuentran operativas porque ese insumo no llega a las escuelas.

Cabe aclarar que las máquinas disponibles son las que están en las aulas virtuales de los establecimientos educativos. En las escuelas con menor población escolar, los directivos evaluaron prestárselas a los alumnos de los últimos Grados, pero -siempre hay un “pero”- están bloqueadas porque les cambiaron los servidores y las máquinas no se pueden usar. Casi todas las escuelas de Jesús María ya disponen de ellas, pero en Colonia Caroya aún hay escuelas que no pueden usarlas después de la migración a los nuevos servidores.

Pese a todo, la buena voluntad de docentes y cooperadoras escolares permite que los “servicios” educativos sigan adelante.

26-03-2020

Te puede interesar