Denunciaron a gremialistas por agredir y amenazar a una empleada municipal.

Sociedad 05 de marzo de 2020
Mientras los gobiernos locales trabajan sin pausa en perspectiva de género y en protocolos de sanción contra los violentos, en Colonia Caroya hay un caso con sindicalistas acusados.
tribunales jm
tribunales jm

Colonia Caroya. El jueves 27 de febrero se cumplía el segundo día consecutivo de paro de trabajadores municipales en Colonia Caroya y varias cosas que ocurrieron esa mañana derivaron en una denuncia penal que, hasta hoy, sigue siendo motivo de controversia en la Municipalidad.

El intendente Brandán convocó a una conferencia de prensa ese día para denunciar que iba a dejar de negociar con “patoteros” que le “patearon” la puerta de la oficina y que agredieron con insultos a una empleada municipal que debió ser internada por un ataque de pánico.

La denuncia se radicó al día siguiente en la Unidad Judicial de Jesús María, donde la víctima, una mujer que estaba en horario de trabajo y debía trasladarse en un vehículo oficial hacia otro lugar, fue atacada.

Iba en el asiento del acompañante -manejaba un inspector de la Secretaría de Control y Fiscalización- cuando se encontraron con la calle bloqueada por trabajadores reclamando aumento salarial.

La mujer relató que dos personas del Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María -estaban en el lugar en apoyo a sus pares caroyenses- se acercaron a la ventanilla y le dijeron: “¡Hija de mil p...!, ¿a quién le chupas la p... para no estar acá con nosotros? ¡Te vamos a cagar a trompadas!”.

La mujer sufrió un pico de tensión que obligó su traslado en ambulancia al Sanatorio Caroya.

Al día siguiente, con otra compañera y un abogado de la Oficina de Género, declaró lo sucedido en la Unidad Judicial. Quienes la insultaron están identificados y nombrados en la denuncia.

 

Lo dejo a tu criterio.

Brandán habló del caso en esa conferencia pero, llamativamente, no hubo más repercusiones -llámese “solidaridad hacia la víctima”-, en tiempos de deconstrucción y de reflexión sobre género.

Es más, el SITRAM minimizó el hecho desde el primer momento y hasta hoy existe una clara división entre quienes piensan que la mujer exageró y los que, con algún mensaje de WhatsApp, le manifestaron su apoyo. Otros, piensan que es un tema en el que no hay que intervenir.

Desde Género de Colonia Caroya informaron que no habría declaraciones públicas, mientras en Jesús María están esperando que la Justicia cite a los acusados para activar el protocolo por violencia que tiene la ciudad.

05-03-2020

Te puede interesar