Los clubes están en “emergencia” por los aumentos de la luz y el gas

La Confederación Argentina de Clubes advirtió que la situación “pone en riesgo a la mayoría” de las 20 mil instituciones en el país “y al deporte social que practican cerca de 8 millones de personas”. ¿Y en nuestra zona?

Deporte 06 de abril de 2024
Cancha iluminada

Toda la zona. Jesús María tiene tres clubes con importantes instalaciones: Alianza Jesús María, Asociación Atlética Falucho y Asociación Atlética Huracán.

Su patrimonio inmobiliario es muy valioso, con sedes y campos de deportes que ocupan grandes superficies, pero sus ingresos no condicen con ese capital y muchas veces ni siquiera alcanzan para hacerles frente a sus gastos corrientes.

En esos clubes y otros con  menos historia y casi sin patrimonio, como 2 de Abril, cientos de vecinos practican deportes y encuentran un espacio de contención, que es lo más importante.

Otro tanto pasa en Colonia Caroya, donde el número de instituciones es mayor: Bochas Sport Club, Juventud Agraria Colón, Club Sportivo San Martín son las tradicionales. Otras, como el Club Atlético El Porvenir de Puesto Viejo y el Club Sportivo Unión de Tronco Pozo son más sociales que deportivas. Y en los últimos años se creó el Club Social y Deportivo Colón, con un modelo más de tipo privado, que tuvo un crecimiento que interpela al resto acerca del modelo de gestión.    

Aunque con realidades diferentes, todos deberán hacerle frente al aumento desproporcionado de las tarifas de luz y gas, luego de la decisión del Gobierno Nacional de quitar los subsidios.

A esto se suma la caída del poder adquisitivo de los salarios por la galopante inflación. La consecuencia inmediata es que las familias recortan sus gastos y, en muchos casos, dejaron de pagar las cuotas sociales, como así también de acudir a las actividades que se organizan en esas instituciones, generando una caída importante en sus ingresos.

En diálogo con Perfil.com, Daniel Pacín, miembro de la Confederación Argentina de Clubes dijo que esa situación “pone en riesgo a la mayoría” de los 20 mil clubes que hay en el país, como así también "al deporte social, que practican 8 millones de personas”.

Fue más allá, al decir: “Es un Estado que nos está matando, que nos quiere dejar al borde de la ruina para allanar el camino para las sociedades anónimas deportivas que vienen por los clubes de barrio, no por la marca como es el caso de los clubes de fútbol, sino por nuestros terrenos, para hacer negocios inmobiliarios”.

La primera reacción de la dirigencia de los clubes fue aplicar reducciones de los horarios nocturnos de las actividades y dejar de participar en algunos torneos. En el Campeonato de la Liga Regional Colón de Fútbol, por ejemplo, este año no participan el San Martin de Colonia Caroya ni Juventud Sportiva de Villa del Totoral.

¿Qué pasará con otros espacios, como las piletas municipales climatizadas? ¿Permanecerán habilitadas para practicar natación en invierno? ¿Y los programas ya comprometidos para sumar deporte a las escuelas? ¿Cómo se afrontarán los aumentos en el gas?

Las repercusiones de este nuevo escenario todavía no se han puesto en evidencia, pero es cuestión de tiempo. ¿No la ven? 

06-04-2024

Te puede interesar
Lo más visto