Ex Intendente de Colonia Tirolesa será juzgado por presuntos negocios incompatibles con su función

También están acusados su ex secretario de Hacienda y la esposa de este último. La elevación a juicio quedó firme por un fallo de la Cámara de Acusación.

Política 12 de marzo de 2024
Remigio Oscar Lauret

Córdoba. La Cámara de Acusación rechazó los argumentos que presentaron los defensores del ex intendente de Colonia Tirolesa, Remigio Oscar Lauret, por presuntos negocios incompatibles con su función. Lauret fue Intendente hasta diciembre de 2023.

El expediente irá a la Cámara 10ª del Crimen, donde se llevará a cabo el debate oral y público con jurados populares.

El fiscal Anticorrupción, Franco Mondino, realizó la investigación preliminar, tras la denuncia de un tribuno de Cuentas, un abogado y una concejal de Colonia Tirolesa. 

En la causa, junto a Lauret están acusados el ex secretario de Hacienda municipal, Aldo Maximiliano Rover, y su esposa, María Vanesa Cacciamano.

 

¿De qué los acusan?

Lauret y Rover firmaron 42 contratos directos con la firma Civilian Wireless Service, para la provisión de productos de computación y servicio de internet a la Municipalidad.

La empresa proveedora está inscripta a nombre de María Vanesa Cacciamano, esposa del Secretario de Hacienda y candidata al Tribunal de Cuentas. En consecuencia, nunca debió celebrar contratos con la Municipalidad.

Los defensores de los acusados sostuvieron que las contrataciones fueron aprobadas en el Tribunal de Cuentas y el Concejo Deliberante. 

“No quedan dudas que cuando un funcionario público utiliza su posición para obtener beneficios personales o para favorecer a terceros con los que tiene vínculos personales, nos encontramos ante un desvío de poder en la toma de decisiones gubernamentales, en la representación de intereses públicos, no hay cabida para intereses ajenos a la administración”, sostuvo la vocal Patricia Farías.

Y agregó: “No resulta un dato menor que el imputado (Rover) realizara trabajos informáticos por la tarde en la mencionada firma”.

Según el informe de Afip, Civilian Wireless Service era un nombre de fantasía utilizado por Cacciamano como monotributista. El domicilio fijado por la empresa era el de la fábrica de chacinados perteneciente a la familia Rover.

12-03-2024

Te puede interesar
Lo más visto