Último momento
lluvia

El segundo mes de 2024 vino con récords de lluvia

Ariel Roggio
02 de marzo de 2024

Fue uno de los más húmedos de los últimos 15 años y está en el Top 3 de los febreros con mayor milimetraje desde hace más de un siglo. El acumulado del año ya es de 450 mm y cayeron 700 desde noviembre.

Gendarmería Nacional, presente hace 61 años

La fuerza fue creada el 28 de julio de 1938, por el Presidente Ortiz. En 1962 se instaló en Jesús María la Escuela de Suboficiales.

Historias 28 de julio de 2023
Histórica de GN

Jesús María. Durante la presidencia del Dr. Roberto M Ortiz, el 28 de julio de 1938 el Congreso creó la Gendarmería Nacional.

Las particularidades del territorio donde debía cumplir la misión y el carácter de ésta determinaron que la Fuerza naciera como un Cuerpo con organización, formación militar y férrea disciplina, circunstancia que a la fecha se mantiene.

Esa es la génesis de su creación y el espíritu que los legisladores imprimieron en el proyecto que luego fue promulgado como Ley Nº 12.367: “contribuir decididamente a mantener la identidad nacional en áreas limítrofes, a preservar el territorio nacional y la intangibilidad del límite internacional”.

Su personal fue sujeto a un régimen disciplinario castrense, con estructura, capacitación, doctrina militar y formación jurídica que le permitiera cumplir funciones policiales en tiempo de paz, y en tiempo de guerra integrar el componente terrestre militar: caso concreto, fue su participación en la Guerra de Malvinas en el año 1982.

La institución se encuentra enmarcada dentro de la Ley Orgánica Nº 19.349, que regula su organización, misión, funciones, jurisdicción y competencias, como el régimen legal de su personal.

 

La escuela.

Gendarmería Nacional hizo sus primeros cursos de formación en 1944, cuando egresaron 70 hombres como Ayudantes de 5ª. Sin embargo, la actividad fue dejada de lado un año después.

En 1958 se creó “el curso de Gendarmes Aspirantes a Suboficiales del Cuerpo Comando, a realizarse en la Agrupación San Juan (Barreal), con el fin de formar con esa base el cuadro de suboficiales del Cuerpo Comando de la Institución”.

La resolución inserta en el Boletín Reservado de Gendarmería Nacional dice, además, que a partir de entonces se suspendían los ascensos del personal de Gendarmes del Cuerpo Comando, “que habiendo cumplido el tiempo mínimo para ascender, no hayan aprobado el curso mencionado”. 

De Barreal egresó la Primera Promoción de Suboficiales de la escuela como tal.

En septiembre de 1959, el instituto fue trasladado a los cuarteles del Regimiento 3 de Artillería, en Marquesado, en una región más próxima a la capital sanjuanina.  

Sin embargo, su destino definitivo fue Jesús María, por su estratégica ubicación geográfica, enclavada en el centro del país, con abundantes medios de comunicación y con un desarrollo que garantizaba todos los servicios necesarios para brindar muy buena calidad de vida al personal y sus familias.

 

Una escuela que pronto se insertó en la comunidad.

El 22 de enero de 1962, a las 7:30, llegaron en un camión los primeros gendarmes que tenían como misión acondicionar el abandonado Regimiento de Artillería 4 para que comience las clases la Quinta Promoción de Aspirantes a Suboficiales del Cuerpo Comando. 

Pronto, los gendarmes se insertaron en la vida comunitaria de la zona.

Tan es así que el Festival Nacional de Doma y Folklore fue idea de un gendarme: Enrique Jarbas Pereyra.

Este hombre, olvidado por muchos, era oficinista en el instituto de Bº Los Nogales e integraba la asociación cooperadora de la escuela Primer Tte. Morandini. 

A la hora de buscar ejemplos de esta realidad no se puede obviar que el 3 de diciembre de 1966 se impuso el nombre de “Gendarmería Nacional” a la Escuela Nº 21 de Jesús María.

Años más tarde, pasado el conflicto bélico con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas y el Atlántico Sur, una calle de Jesús María y la escuela de Estación Caroya fueron rebautizadas con el nombre de un gendarme -vecino de Jesús María- caído en el Archipiélago: el Sgto. Ay. Ramón Acosta.

 

Un giro inesperado.

En 2002, con el país sumido en una de sus mayores crisis económicas y políticas de los últimos tiempos, Gendarmería Nacional decidió unificar el lugar de formación de sus cuadros ampliando la Escuela de Suboficiales Cabo Raúl R. Cuello.

Como el Estado nacional no tenía presupuesto para la ampliación de la escuela, la Municipalidad de Jesús María buscó apoyo en las instituciones locales para invertir en el proyecto.

Las razones no eran sólo afectivas: cuando el país tenía los índices más elevados de desocupación y los ingresos per capita más bajos de la historia reciente, toda la zona podía recibir una cantidad de dinero circulante tal que justificaba apoyar el emprendimiento.

La Cooperativa de Servicios Públicos se comprometió a absorber la mayor parte de los gastos, en la convicción de que el dinero de sus asociados se multiplicaría en beneficios para todos.

Según un informe preliminar que había preparado la Escuela de Suboficiales, el personal de la fuerza que iba a gastar en la zona pasaba de 1.678 efectivos y aspirantes a 2.473; y Gendarmería Nacional pasaría a volcar en Jesús María y Colonia Caroya 11 millones de pesos más por año, llegando a los 36,6 millones.

El tiempo le dió la razón a las autoridades de la Cooperativa que impulsaron esta iniciativa.

Pronto se sumaron aportes más pequeños de las municipalidades de la región y del Gobierno de la Provincia, determinantes para que las autoridades nacionales tomaran la decisión de hacer el gran centro de formación de sus cuadros “camino a Ascochinga”.

28-07-2023