diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

Los sueños cumplidos de Rafael Santos Borré

Deporte 29 de octubre de 2022
Santos Borré

Nacido el 15 de septiembre de 1995 en Barranquilla, Colombia, el futbolista Rafael Santos Borré comenzó su andadura por el futbol profesional en el Deportivo Cali. Jugar para el equipo del que eres hincha desde que te apasionaste por el deporte, es un sueño que Borré consiguió en sus primeros pasos, y donde no decepcionó. Todos estos titulares se desprenden en la entrevista exclusiva a Santos Borré realizada por Betway.

El novato delantero supo hacerse de un lugar preponderante en el once titular, pues la pasión de defender los colores de su equipo favorito siempre lo impulsaron a dar lo mejor de sí. 

Y para siempre mejorar, sus referencias de la infancia en la delantera fueron un impulso, puesto que los veía repetidamente para poder conocer sus movimientos, pero también para descifrar esa inteligencia que los colocaba siempre en el lugar adecuado para hacer daño.

Robin Van Persie fue de quien enseñó a moverse dentro del área, pero también de quien aprendió a colocar remates de primera intención que pocos delanteros son capaces de conseguir. Además, su compatriota, Radamel Falcao, marcó un antes y un después, puesto que ahora, ambos jugadores se encuentran convocados en la Selección de Colombia. Otro de los sueños que un jugador que creció esperando llegar a la cima, pudo cumplir, tal y como afirma al especialista en apuestas de fútbol Betway.

Porque como el mismo Borré lo dice, compartir el vestidor y la cancha con uno de tus referentes de niño es algo indescriptible, pero también un gran aliciente para seguir aprendiendo y dar todo en la cancha. La competencia siempre está ahí, y Falcao lo ha demostrado en varias ocasiones. 

No sólo es pisar el mismo césped, sino que es ganarse el respeto de la cancha, de los jugadores, del equipo y de los aficionados, lo que le ha enseñado este referente colombiano a nivel mundial.

Las cosas empezaron a ponerse en su sitio cuando en el Tornero Apertura 2015, Santos Borré convirtió 8 tantos en 12 partidos. Cifras que lo llevaron a conseguir el título de campeón, pero que además llamaron la atención poderosamente de un club español que lo ficharía poco después. El Atlético de Madrid, que con sólo 19 años se hacía de la carta de una joven promesa, decidió mantenerlo a préstamo un año más en Colombia, con el objetivo de que siguiera desarrollándose y obtuviera mayor experiencia.

Así fue que, en 2016, y con sólo 19 años cumplidos, Rafael voló a Europa para integrarse en las filas de los colchoneros, con los que disputó toda la temporada de aquel año. Pero no todo fue miel sobre hojuelas.

Luego de un desempeño por debajo de lo esperado por los Colchoneros, tuvo que ser cedido al Villarreal, donde sólo pudo anotar cuatro goles en un total de 30 partidos con los del Submarino Amarillo. 

Pero Rafael no pretendía rendirse tan pronto. Así que siguió luchando y, tras tomar una decisión difícil para su carrera, quiso regresar a las bases, a ese continente que lo había visto nacer, para después lanzarlo a donde cualquier futbolista quiere estar. 

Su corta edad pareció haberle cobrado una factura muy cara, así que regresó a Sudamérica para poder asentar su madurez, tanto futbolística, como mental, y es ahí donde las cosas comenzaron a tomar un rumbo distinto, pero muy alentador. 

La lección que nos deja Borré en sus inicios es la de nunca rendirse a pesar de las adversidades. Pero también la de que el ego a veces nos puede limitar más que impulsar, y quedarse en Europa significaba darle gusto a su sueño, pero impedía que pudiera desarrollarse como él mismo lo tenía previsto.

Te puede interesar

Síntesis del día