diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

La Cooperativa de Servicios Públicos cumplió 75 años.

Los festejó con las autoridades de la zona donde presta servicios y con su personal. Las oportunidades de mejora de la entidad son muchas. En el día del festejo, dejó sin agua a un centro de diálisis. 

Sociedad 16 de mayo de 2022 Miguel Gramajo Miguel Gramajo
Alberto Nanini

Colonia Caroya. La Cooperativa de Servicios Públicos cumplió este domingo 75 años.

Los celebró con una transmisión especial por su canal de televisión y un sorteo del que participaron todos los asociados. 

El presidente del Consejo de Administración, Alberto Nanini, agradeció los saludos recibidos y puso especial énfasis en el rol de los trabajadores de la entidad, fundamentales para poder prestar servicios de calidad. 

Estuvieron los intendentes de Jesús María y Sinsacate; los jefes comunales de Colonia Vicente Agüero y Candelaria Sud; y los secretarios de Gobierno de Colonia Caroya y Jesús María. 

Picat y Ciprián entregaron placas conmemorativas por este aniversario y destacaron la relevancia de la institución en el desarrollo productivo, tecnológico y humano de todas las comunidades que forman parte de la región. 

El Consejo de Administración decidió sortear tres televisores de 50 pulgadas y seis bonos de 5 mil pesos para usar en el pago de cualquier servicio.

 

Todo lindo, pero… 

Como empresa de la economía solidaria, una de las más grandes de la provincia en su tipo, necesita –cuanto menos- una revisión del criterio con que es conducida.

Las cooperativas no tienen clientes, sino asociados. No es lo mismo ser usuario que dueño. Tampoco da ganancias, sino que genera excedentes que se vuelcan a mejorar los servicios o su costo. Supone una conducción democrática, habida cuenta que uno de los principios del cooperativismo es que cada socio es un voto. En este punto estamos en deuda los asociados cada vez que no participamos de la vida de la entidad ni exigimos información permanente de su marcha.

El cooperativismo tiene principios. Ellos informan, condicionan y determinan a las cooperativas, cuyos dirigentes deben administrar los bienes de todos y, en consecuencia, rendir cuenta de sus actos tanto como sea posible.

De hecho, otro de los principios cooperativos es la educación, formación e información, y se considera regla de oro de la cooperación.

Nuestra Cooperativa no informa cuánto ganan quienes integran el Consejo de Administración ni si pagan ganancias en caso que corresponda.

Tampoco informa cómo elige a su personal jerárquico. Ciertamente, para reemplazar a dos de sus gerentes contrató a una consultora, pero al último incorporado lo contrató sin que medie concurso. ¿Por qué?

Nunca fue contundente a la hora de explicar que el aumento de cortes de energía se debe a que no tiene más podadores para prevenir la caída de ramas y que ahora contrata a una empresa para que lo haga a un costo superior al que podían hacerlo sus trabajadores.

Ayer, el día de los festejos, tampoco le informó a un centro de diálisis que iban a cortar el agua por una obra y generó inconvenientes que pudieron ser graves porque está en juego la vida de personas que no pueden estar sin su tratamiento.

La lista podría seguir, pero seguramente cada lector puede alimentarla fecundamente. 

Dice Roberto Fermín Bertossi, experto en cooperativismo: “Una cooperativa sin cooperativistas, es decir, sin personas que sientan la ética cooperativa y la traduzcan en normas de conducta, es siempre frágil, y no puede desplegar plenamente su rol económico y social, en el marco de la ley”.

16-05-2022

Te puede interesar

Festival libre de violencia

Festival libre de violencia

Sociedad 06 de enero de 2023

La Unidad de Políticas de Género de la Municipalidad y el Ministerio de la Mujer harán una campaña especial durante el Festival Nacional de Doma y Folklore. 

Síntesis del día