Braida, en el selecto grupo de jugadores locales que llegaron a los grandes de AFA.

El caroyense es nuevo refuerzo de San Lorenzo de Almagro, tras una buena temporada en Aldosivi. Firmó contrato por tres años.

Deporte 21 de enero de 2022 Ariel Roggio Ariel Roggio

Colonia Caroya. Malcom Braida es el nuevo refuerzo de San Lorenzo de Almagro y se suma a la selecta lista de jugadores surgidos en nuestra zona que llegan a los clubes grandes del fútbol argentino.

“Caco” tuvo una buena temporada en Aldosivi de Mar del Plata, con 35 partidos jugados y cuatro goles, uno de ellos a River.

En esta nueva temporada, Braida era pretendido por Racing Club de Avellaneda, ahora dirigido por Fernando Gago, un DT que lo conoce bastante a Malcom.

Sin embargo, San Lorenzo se anticipó y desembolsó 350 mil dólares con opción de otros 150 mil para comprarle el 50 por ciento a Instituto, club dueño de pase.

El joven caroyense, de 25 años, firmó contrato por tres temporadas con el “Ciclón”.

Braida empezó a jugar en el Bochas Sport Club, pero desde muy chico fue a las inferiores de Instituto, donde debutó en Primera División el 16 de julio de 2017.

Ya jugó 98 partidos y marcó siete goles.

 

De acá al fútbol grande.

Braida es el tercer futbolista contemporáneo que logra jugar en alguno de los denominados “cinco grandes” del fútbol nacional.

El jesusmariense Federico Bravo (28) debutó en la Primera de Boca Juniors el 31 de marzo de 2013. En el “xeneize” jugó 31 partidos.

Después de jugar en EEUU, Grecia, Letonia y en otros clubes argentinos, “Fede” es nuevo refuerzo de Deportes Antofagasta de Chile.

Emiliano Rigoni es otro ejemplo: del Bochas Sport pasó a Belgrano de Córdoba y luego a Independiente -56 partidos y 17 goles-donde debutó el  7 de febrero de 2016.

La carrera de Rigoni siguió en Rusia, Italia y España, hasta su actualidad en el San Pablo de Brasil. Además, llegó a jugar dos partidos en la Selección Argentina, en 2017.

La carrera de Federico Astudillo, muy identificado con Talleres, también tuvo su paso por un grande: jugó en San Lorenzo de Almagro en el año 2002, fue Campeón de la Copa Sudamericana y el goleador del certamen.

En la década de los ‘70, fue el “gringo”  Héctor Ártico quien llegó a ser caudillo de la defensa de River Plate. Surgido del Club El Porvenir de Puesto Viejo, disputó 105 partidos y marcó cuatro goles en el “millonario”, entre 1975 y 1977. También jugó en Velez Sarsfield, Estudiantes de la Plata, Belgrano y Talleres.

En orden cronológico, el primero fue Sebastián Viberti. Oriundo de El Crispín y formado en Talleres de Jesús María, el volante creativo llegó a Huracán -club al que muchos consideran el sexto grande de Argentina-, para disputar 116 partidos y marcar 12 goles, entre 1963 y 1969.

21-01-2022

Te puede interesar