diarioeldespertador.com.ar diarioeldespertador.com.ar

“Quizás esto sea la luz al final del túnel”.

El asesor de Salud provincial, Diego Almada, dijo que ve con optimismo la situación actual.  De todas maneras, no se debe bajar la guardia.

COVID19 - Locales 07 de enero de 2022 Natalia Balverdi

Jesús María. El asesor del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba y coordinador epidemiológico de la situación COVID para el Norte cordobés, Dr. Diego Almada, dijo que, si bien no hay que confiarse del Coronavirus, la Ómicron podría ser “la luz al final del túnel”.

“Ante esta situación, y que ojalá no se equivoquen los especialistas, vemos una luz al final del túnel y la finalización de esta pandemia; la situación es esperanzadora”, expresó el profesional médico.

Esta variante tiene la característica de afectar las vías aéreas altas y no bajaría a los pulmones, lo cual la hace de menor gravedad en relación a otras cepas, tales como la Delta o la Manaos, por mencionar algunas que revisten mayores complicaciones respiratorias, a priori.

“La gente diagnosticada dice tener pocos síntomas o son asintomáticas”, referenció. Esta situación se registra, sobre todo, en el caso de quienes ya cuentan con la inmunidad de la vacuna. 

No obstante, Almada recordó que el crecimiento desmedido de casos no deja de ser alarmante por cuanto la ocupación de camas en nosocomios es lo que marcará el pulso de las medidas que se tomen: “Parece increíble que todos los días alcancemos números récord y que se piense que van a seguir creciendo y dándose números más altos aún”.

De todas maneras, subrayó que, “afortunadamente, la variante Ómicron se viene comportando  más como un virus estacional y provocando síntomas leves a moderados; no está teniendo impacto en el sistema sanitario de las camas críticas, que fue lo que nos preocupó en estos dos años, con una morbi mortalidad más baja que la que veníamos viendo con otras cepas”.

 

A no bajar la guardia.

No obstante, Diego Almada destacó la importancia de seguir cuidándonos, implementando todos los mecanismos biosanitarios conocidos para evitar colapsar los sistemas, situación que sería determinante.

“La gente que está internada grave son personas que no tienen la cobertura adecuada de vacunas o algún antecedente de enfermedad grave; es un virus que, así como ha mutado a una variante que afecta menos el aparato respiratorio, puede mutar en una cepa más agresiva”, dijo. Por esta razón instó a la población a no relajarse, pero sí a estar más tranquila.

07-01-2022

Te puede interesar

Síntesis del día