Falleció el ex intendente Pedro Oliva.

Sociedad 30 de septiembre de 2021
Llegó al Departamento Ejecutivo de Jesús María después de la renuncia de Miguel Cabuchi, en 1984, y permaneció en el cargo hasta 1987.

Jesús María. Este miércoles falleció el ex Intendente Municipal Pedro Alberto Oliva. Había nacido en Cruz del Eje y se afincó en Jesús María siendo muy joven, donde fue comerciante y dirigente político.

En la década de los ’70 fue presidente de la Juventud Radical y en 1983, con el advenimiento de la democracia, fue entusiasta militante del alfonsinismo.

En las primeras Elecciones Generales después del proceso militar, integró la lista de la UCR y asumió como concejal, el 10 de diciembre de 1983.

El intendente electo, Miguel Cabuchi, presentó su renuncia por enfermedad pocos meses después y entre los concejales debieron elegir su reemplazante.

Cuando todos pensaban que el presidente del Concejo Deliberante, Alberto Piazzano, se haría cargo de la intendencia, no lo hizo y dio lugar a una votación interna de la que resultó ganador Pedro Oliva, quien juró en febrero de 1984.

No fueron tiempos fáciles al frente de un municipio que tenía mucho por hacer, ya que la ciudad apenas si tenía algunas cuadras asfaltadas, no contaba con cloacas ni gas natural. Además, la situación económica nacional era muy complicada luego de los años de gobierno de facto y en la provincia gobernaba Eduardo César Angeloz que, aunque radical, era de una línea interna opuesta a la de Oliva.

No obstante, puso en marcha una batería de medidas sociales que tuvieron frutos y comenzó las gestiones de la mayoría de las mejoras de infraestructura que concretó, a partir de 1987, Héctor Mario Picat.

Dejó la Intendencia meses antes de finalizar el mandato, para asumir como Secretario Administrativo de la Cámara de Diputados de la Provincia, puesto que ocupó con eficacia hasta 1991.

Luego de la etapa dominada políticamente por el Menemismo, volvió a ocupar un cargo público durante la gestión de Fernando de la Rúa: fue jefe de la delegación local del Anses.

Sus últimos años, ya jubilado, los vivió en Colonia Caroya. Buen cantor de tangos, dedicó su tiempo libre a la talabartería.

Pedro Alberto Oliva, “el negro”, cosechó muchos amigos antes, durante y después de su actuación pública, pero fue un Intendente al que la comunidad le debía un reconocimiento.

La Municipalidad de Jesús María decretó tres días de duelo -hasta el 1 de octubre- por su fallecimiento. Por esta razón, la Bandera permanecerá izada a media asta en los edificios y espacios públicos.

29-09-2021 

Te puede interesar