Desarrollistas aportarán 15 millones de pesos para agua.

Urbanismo 25 de septiembre de 2021
Representantes de cuatro emprendimientos firmaron un acta acuerdo para hacer una nueva captación y redes. Los materiales ya están.

Sinsacate. El intendente Carlos Ciprián y representantes legales de cuatro desarrollos urbanísticos firmaron un acta compromiso para mejorar la provisión de agua potable.

Los desarrollistas de Colinas de Sinsacate, La Matera, Los Algarrobos y Vista Real aportarán 15 millones de pesos para una nueva perforación, una cisterna y la cañería que llevará el servicio a los nuevos loteos.

El proyecto fue elaborado por la Secretaría de Recursos Hídricos de la  Provincia de Córdoba, a partir de estudios geológicos y fisicoquímicos que realizó junto con la Municipalidad.

 

Problema y solución.

Ciprián advirtió el problema del abastecimiento de agua y pidió asesoramiento. Cuando asumió, en la Municipalidad había 10 pedidos de autorización de nuevas urbanizaciones, pero sólo cuatro de ellas estaban avanzadas.

Actualmente, la localidad tiene cerca de 1.300 familias conexiones y Colinas de Sinsacate, La Matera, Los Algarrobos y Vista Real sumarán unos 600. Tres están al Oeste de la Ruta Nacional 9 y uno al Este. 

El Intendente les planteó que había dos alternativas: esperar hasta que se consiga financiamiento nacional o provincial o poner entre todos el dinero necesario para esta inversión.

La negociación avanzó y ya ingresó a la Municipalidad el 80 por ciento de los recursos que hacen falta. Los 15 millones a invertir surgen de un aporte de 24 mil pesos por terreno que venderán los loteadores, aproximadamente.

Algunos pusieron dinero en efectivo, otros aportaron materiales y hay quienes hicieron ambas cosas.

Una de las compras más costosas eran los caños, cotizados en 8 millones de pesos.

También fue comprada una cisterna de 500 mil litros.

 

La nueva perforación.

En cuanto a la perforación, los geólogos consultados le aconsejaron a la Municipalidad hacerla a unos 2 kilómetros al Sur del arroyo de Paraje San Pablo, lugar elegido originalmente para la captación.

Al parecer, en este otro lugar hay mayor caudal. Vecinos conocedores de la zona aseguran que, en la década de los ’70, el río Santa Catalina pasaba por allí y fue desviado por la Provincia luego de una creciente que anegó caminos de Sinsacate. Las imágenes satelitales parecen darles la razón y por eso habría tanta agua en ese sitio.

En el Paraje San Pablo, el caudal es menor, pero el acceso es más sencillo. En este otro punto, ubicado en un campo de la familia Zerboni, la dificultad es la falta de energía eléctrica, pero el pozo productivo sería de unos 90 metros con arena.

Desde cualquiera de los dos lugares, la distribución podrá hacerse por gravedad y la calidad del agua será óptima.

La mano de obra será municipal y antes de colocar las cañerías se elaboraría un plan maestro. La idea es que los loteadores caven las zanjas y el personal encargado de redes haga los tendidos. Esto garantizará que la red esté adecuadamente hecha y facilitará los trabajos de mantenimiento y eventuales reparaciones.

Con esta obra, la Municipalidad espera garantizar la provisión de agua potable por varios años. De todos modos, como aún quedan loteos que esperan ser autorizados, no descartan iniciar la búsqueda de más agua en la margen Norte del río Guanusacate, en el ejido de Sinsacate.    

25-09-2021

Te puede interesar