“Todavía no sé por qué mataron a mi hija”.

Policiales 26 de agosto de 2021
La madre de Wanda, Stella Tevez, entre el alivio por la condena y la incertidumbre por desconocer la verdad de lo ocurrido hace tres años.

Jesús María. La Cámara 4ª del Crimen de Tribunales de Córdoba condenó a prisión perpetua a los cuatro imputados por el crimen de la adolescente Wanda Navarro (15), hecho ocurrido el 23 de agosto de 2018.

Rubén “el bebe” García (32), Claudio Damián Schmidt (41) y Walter Maximiliano Vargas (33) estuvieron detenidos desde algunos días posteriores al hecho en la cárcel de Bouwer. El sábado pasado les informaron que pasarán tras las rejas, al menos, 30 años más.

Fueron acusados de “homicidio calificado por mediar violencia de género, abuso sexual con acceso carnal calificado por el uso de armas de fuego en concurso real”. En simples palabras, secuestraron, violaron y asesinaron a Wanda, cuyo cuerpo apareció dos días después en la Estancia La Florida, de Jesús María. 

Los hechos empezaron a las 7:30, cuando se dirigía caminando al IPEM 349 Giovanni Bosco desde su casa en calle Lavalleja.

Con el avance de la investigación, en junio de 2020 se involucró a Romina Vernola, apodada “La Reina del Norte”, oriunda de Villa del Totoral, por “homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria y alevosía”. El fiscal considera que esta mujer pagó una suma de dinero para matar a la adolescente de 15 años.

¿Por qué? Ni la madre de la víctima lo sabe. 

Stella Tévez presenció la última instancia del juicio, pero sigue sin entender los motivos por los cuales su hija terminó así. 

La mamá, incluso, aún no logra descifrar qué rol cumplió Vernola ni cuál era el vínculo con Wanda para ordenar tal atrocidad.

El 10 de septiembre se conocerán los argumentos del veredicto.

Aún con la emoción por la sentencia, Stella cree que el caso no está cerrado, ya que asegura que hay al menos una persona más involucrada e investigada.

“Los otros (los sentenciados), lo único que dijeron fue que eran inocentes, pero nadie les creyó”.

La mamá de Wanda esperaba que, en las últimas palabras antes de la lectura de la condena, dijeran por qué la habían matado. Eso no ocurrió.

“Me quedo con su hermosa sonrisa, pese a que quisieron ensuciar la memoria de mi hija diciendo un montón de cosas que eran inventadas, ella ya vuela alto porque se hizo justicia: a ella la callaron porque creo que sabía algo, pero a mí no me van a callar”, reflexionó. 

26-08-2021

Te puede interesar