El fuego no cesa en el norte provincial.

Seguridad 19 de agosto de 2020
El frente que se inició en Villa Albertina está muy activo y avanza hacia el Noroeste. El fuerte viento imposibilitó el despliegue de los aviones. Hubo recambio de infantes y la lucha contra el fuego continúa.
Bomberos en Villa Albertina

Villa Albertina. Pese a la intensa labor para controlar un foco iniciado el último sábado, unos 140 bomberos voluntarios siguen desplegados combatiendo los incendios que afectan una amplia zona circundante de esta localidad, en el Departamento Ischilín.

En las últimas horas fue controlado el flanco que asolaba a la Villa, mientras una segunda línea de fuego, de unos 7 kilómetros de extensión, avanza hacia la localidad de Copacabana. 

Las condiciones climáticas resultan adversas para el trabajo de los bomberos, ya que a la baja humedad se suman vientos intensos con ráfagas que alcanzan una velocidad de 55 kilómetros por hora.

Este fenómeno complicó la salida de los aviones hidrantes, que permanecen en tierra aguardando un mejoramiento de la situación.

La tarea desarrollada por tierra y aire durante varias jornadas no alcanzó para controlar el fuego, que aún se mantiene activo sobre el terreno. Unos 120 bomberos trabajaron en el lugar durante toda la noche, junto a personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Defensa Civil, Policía y de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil.

Debido al intenso humo provocado por la quema de pastizales y monte, el martes hubo que evacuar a cuatro vecinos del sector, aunque sin consecuencias personales.

Con las primeras luces del miércoles hubo recambio de efectivos y se realizaron vuelos de reconocimiento que permitieron la planificación del trabajo para el resto del día.

 

Donaciones.

A través de las redes se impulsaron campañas de donación de alimentos y agua para los bomberos que trabajan en el combate del fuego. 

La Sociedad de Bomberos Voluntarios de Jesús María aclaró que no necesitan más donaciones, ya que la generosidad pública termina complicándolos porque no tienen lugar para acopiarla.

Además, el Gobierno de la Provincia les provee todo lo que necesitan mientras están trabajando y el combustible para trasladarse.

En cambio, recibirá aportes de dinero a través de su cuenta bancaria, para solventar otros gastos de mantenimiento que requiere su actividad cotidiana.

19-08-2020

Te puede interesar