Condenaron a 14 años de prisión efectiva al abusador de una anciana.

Seguridad 25 de julio de 2020
El hombre la atacó en un violento asalto en una casa de la zona rural de Colonia Caroya. “La burocracia la lastimó más que el propio hecho”, planteó la nieta de la víctima.
Juicio por videoconferencia

Córdoba. Un hombre de 38 años fue condenado a 14 años de prisión efectiva al declararse culpable del abuso contra una mujer mayor, ocurrido hace nueve meses.

Ricardo Moyano fue juzgado por tres delitos que cometió en octubre de 2019; uno de ellos, el más grave, fue en la zona rural de Colonia Caroya.

Luego de operativos en los barrios La Costanera y Sierras y Parque, el testimonio de un remisero que había llevado en su auto a un individuo con las características del sujeto que buscaban -llevaba los elementos robados- el fiscal  Guillermo Monti libró la orden de detención de Moyano en B° Sierras y Parque, donde fue encontrado. Luego lo alojaron en la Comisaría de Jesús María, hasta que fue trasladado y juzgado.

La sentencia se dictó tras un juicio abreviado con modalidad de videoconferencia, en el que Moyano aceptó los cargos.

Las imputaciones fueron por robo calificado por el uso de arma, violación de domicilio, abuso sexual con acceso carnal y estafa en contra de una mujer de avanzada edad.

El abusador vivía a un poco más de un lote de la casa donde cometió el aberrante hecho. Fue detenido a las pocas horas de haber sido denunciado el caso.

Según publicaron medios provinciales, Moyano, desde la cárcel pidió “una nueva oportunidad”.

Este hombre recibió la quinta condena consecutiva y desde los 20 años pasó su vida entre las rejas y salidas anticipadas por “buena conducta”.

Cuando cometió los últimos hechos y abusó de esta abuela llevaba poco tiempo de en libertad.

 

El trauma de la familia.

La familia de la víctima manifestó su dolor por todo el difícil momento que transitaron desde octubre del año pasado.

Fue su nieta, Luisina, quien pidió cambiar el paradigma de un sistema patriarcal en las leyes y la Justicia.

“Me da mucho dolor por mi nona y por todas; hay una necesidad urgente de educación y de igualar la fuerza que se usa contra nosotras”, dijo.

“Esto es producto de una cabeza enferma y retorcida, no puede estar suelto nunca; la cárcel no es el mejor lugar para albergar a personas así; no sé de cuánto tiempo debería ser una condena justa, pero no me soluciona nada; sí me da sensación de justicia, pero no me siento segura porque soy joven y de acá a 14 años puedo cruzarme a este tipo en la calle; es un psicópata perverso, según lo que determinaron los psicólogos; eso es incurable; dentro de 14 años vamos a tener suelto a un tipo así”, declaró la joven.

Agradeció que el juicio fue abreviado y no requirió de la declaración de la mujer, lo cual le evitó revivir todo el episodio.

“Pero la burocracia la lastimó más que el hecho en particular”, aseguró. Y se preguntó si era necesario hacer pericias con “10 médicos varones teniendo a mi nona desnuda al frente. Es una atrocidad. ¿No había mujeres médicas para tratarla?”.

“Ella quedó mal; no tiene la cabeza que tenía antes, no puede estar tranquila en la casa donde nació, se crió y vivió toda su vida”, concluyó.

24-07-2020

Te puede interesar